Conoce a ...

 

 

Bosques, cuevas, barrancas y hasta nuestros propias casas son hogar de distintos seres vivos. En ‘Conoce a’ exploraremos la forma de vida de estos organismos con los que compartimos banquetas, árboles, lagos y distintos sitios en la Ciudad de México. Conoceremos sus hábitos, interacciones y la manera en que podemos ayudar en su cuidado.

 

 

 

 

El nopal, una planta…¡ muy mexicana !

  

Grabado en nuestra cultura, el nopal es una planta mexicana de gran relevancia, incluso con su papel protagónico en nuestro Escudo Nacional. Ya sean asaditos en un buen taco, en el dulce sabor de sus tunas o en muchos de los paisajes naturales de nuestro país y de la ciudad, podemos disfrutar de las bondades del nopal.

 

Los nopales son integrantes de una familia de plantas llamadas cactáceas en donde encontramos a las biznagas, los tetechos y las choyas. Todos ellos tienen su origen en el continente Americano llegando a habitar desde Canadá hasta Argentina. Sin embargo, en el caso particular de los nopales, de las 200 especies que aproximadamente existen en el planeta, 101 crecen en nuestro territorio y 68 de ellas son endémicas, es decir, cerca del 50% total de sus integrantes se originó en nuestro territorio, lo que las hace cien por ciento mexicanas y por eso, México es considerado como centro de diversidad del cactus y nopales a nivel mundial. 

 

Se considera que, en los tiempos de la gran Tenochtitlan, fueron los grupos chichimecas los primeros en darle su nombre e importancia al uso y cultivo del nopal, lo llamaron “Nohpalli” que en náhuatl significa árbol que lleva tunas

 

A diferencia del “xoconostle” el cual también es un tipo de tuna, esta última tiene un sabor agrio y tonalidades moradas que solo unos cuantos tipos de nopales dan; de manera general, la mayoría de los nopales pertenecen al género Opuntia y la especie más representativa es Opuntia ficus indica.

 

Dentro del aporte biológico que los nopales nos brindan podemos encontrar propiedades medicinales al incluirlos en la dieta como el control de la diabetes y la hiperglucemia; regular los niveles de colesterol o ácidos gástricos1. En la industria ganadera estos funcionan como una nutritiva fuente de alimento con gran contenido de agua para nutrir al ganado en tiempo de sequía. 

 

En la antigüedad se les usaba para combatir el escorbuto (deficiencia de vitamina C) en los primeros viajes de la humanidad en alta mar, llevando consigo dotaciones de nopales en sus viajes, por ello se ha considerado que los españoles fueron los primeros grupos humanos en llevar y cultivar nopales a tierras europeas, en donde, hasta el día de hoy, estas plantas han ayudado a impedir la desertificación de zonas áridas y semiáridas y proveer de forraje a dicha región del mundo.  

 

Un dato interesante es que el nopal también figura en el arte, ¡así como lo lees! Esta cactácea se introdujo en la paleta de colores pues, al moler granas cochinillas (unos insectillos que infectan a la planta) desprenden tonos rojizos que, desde épocas prehispánicas, utilizaron para pigmentar los textiles que luego pasarían a los telares donde crearían vestimentas hermosas y pintarían varias obras maestras del renacimiento.

En México su distribución se restringe a las zonas semiáridas y áridas del país, aunque su cultivo se lleva a cabo en la mayoría de los estados de la república concentrando su producción en el estado de México, Hidalgo, Morelos y Puebla. Sin embargo, la Ciudad de México no se queda atrás, ya que a pesar de ser la extensión más pequeña de la República Mexicana y la que cuenta con mayor cantidad de habitantes, se le considera el segundo mayor productor de nopales del país, produciéndose aquí el 24.2% del total nacional y destaca el trabajo de alcaldías como Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta. En ésta última, durante el año 2021 la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) reportó una producción del 90% del total en nuestra ciudad, y en donde en el año 2020 se destinaron 2,234 hectáreas para la siembra de nopal llegando a producir 205 toneladas2.

 

La producción del nopal y su comercialización está acompañada de solidaridad e igualdad entre hombres y mujeres generando cadenas de consumo entre diversos mercados, incluyendo a uno de los mayores distribuidores de frutas y vegetales de la ciudad como lo es la central de abastos, creando así una derrama económica con un valor de producción aproximado de $ 581,135,600.00 tan solo en Milpa Alta en el 20183.

 

Quizá hayas visto en redes sociales una imagen de un nopal de color morado que parece una imagen editada por la rareza de la coloración de esta planta, sin embargo, desde la SEDEMA queremos aclararte que dicha imagen no está manipulada, resulta que la coloración morada se presenta en los nopaloes como una estrategia de adaptación para enfrentar las sequías severas en regiones ultra áridas del país como lo es el desierto de Durango, adaptación que muy pocas especies de plantas tienen en el planeta, su nombre científico es Opuntia violacea, te invitamos a conocer más imagenes de este organismo dando click aquí.

 

Como puedes leer, los nopales son todo un universo de historia, ciencia, cultura y folklor, te invitamos a generar un cambio de perspectiva y de hábitos en tu dieta conociendo este grandioso manual gastronómico llamado La grandeza del nopal, identidad y orgullo nacional, realizado por la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes (SEPI). 

 

Cuida la vegetación de tu ciudad y aprovecha la oferta gastronómica que pueden darnos. 

 

 

1 “Nopal, auxiliar en el control de la diabetes y la hiperglucemia”

http://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/201810/265

2 “Nopales, la verdura de la ciudad”

https://www.gob.mx/agricultura/articulos/los-nopales-son-la-riqueza-de-mexico 

3  “El cultivo de nopal verdura en la Ciudad de México”

https://www.gob.mx/agricultura/cdmx/articulos/el-cultivo-de-nopal-verdura-en-la-ciudad-de-mexico?idiom=es