Cosecha de lluvia, una opción viable en la CDMX

26 Marzo 2020 Nota del mes 256
consumo consumo
Valora este artículo
(3 votos)
En la Ciudad de México se viven fuertes contradicciones con respecto al agua. Hay familias que viven con desabasto de agua, otras que se inundan y algunas, que viven ambas condiciones.

Los problemas más evidentes en temporada de lluvias son las inundaciones, los problemas de circulación de sistemas colectivos de transporte como el Metro, Trolebús y Metrobús, y los embotellamientos vehiculares.

Sin embargo, una problemática aún más importante y poco visibilizada, que se conecta con la carencia del agua, es el enorme desperdicio que ocurre cuando el asfalto y el cemento de la ciudad impiden que el agua de lluvia sea absorbida por el suelo. El agua de lluvia que llega al drenaje y se mezcla con las aguas negras, pierde la posibilidad de ser aprovechada y reciclada en la misma ciudad.

Según datos de la Comisión Nacional del Agua (2018) cada año caen sobre la ciudad un billón 489 millones de metros cúbicos de agua. De manera casi irónica y contradictoria, frente a esta gran cantidad de agua, más de un millón y medio de personas en la ciudad no reciben agua todos los días (Watss, 2015 en Sedema, 2020) y más de 300 mil (INEGI, 2015), carecen de acceso a la red pública de agua entubada. La escasez de agua se explica por la poca infiltración de agua a los mantos acuíferos, por su sobreexplotación, así como por las fugas y el desperdicio que hacemos los habitantes de la ciudad.

Las lluvias en la Ciudad de México permiten múltiples beneficios ambientales, entre los más evidentes son que se refresca y limpia la atmósfera, se lavan las calles, crece y se reverdece la vegetación. Pero también, bajo un enfoque de cosecha, la lluvia puede generar un nuevo beneficio: proveer de agua, directamente y en su domicilio, a más familias y establecimientos.

La Cosecha de lluvia es la acción de conducir el agua que cae en azoteas o patios a un tinaco o cisterna para almacenarla y que pueda utilizarse cuando se necesite. Es una opción viable para viviendas, escuelas y centros de trabajo, que aprovecha los recursos y enfrenta la escasez.

La cosecha de lluvia ayuda a:
  •  Enviar menos agua al drenaje, lo que se traduce en menos inundaciones.
  •  Disminuir la cantidad de energía para bombear y transportar agua a las viviendas, lo que se traduce en menos emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.
  •  Reducir la demanda de agua y la dependencia de la red pública de abasto, lo que reduce la sobreexplotación del acuífero.
  •  Proporcionar una fuente de agua alternativa durante 5-8 meses del año, lo que mejora la calidad de vida de los que la reciben.

En 2019, el Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría de Medio Ambiente inició un programa de cosecha de lluvia instalando Sistemas de Captación de Agua de Lluvia (SCALL) en 10 mil viviendas de las alcaldías Xochimilco e Iztapalapa. Las personas beneficiarias recibieron una capacitación para el correcto manejo de sus sistemas de cosecha de lluvia y se les dará acompañamiento durante un año para garantizar su correcta operación. Estos 10 mil sistemas no sólo han hecho a muchas familias felices, también son ejemplos positivos de una tecnología que es sencilla, replicable y altamente efectiva. Esta experiencia ha demostrado una vez más, que la práctica de la cosecha de agua de lluvia es una alternativa viable y deseable en la Ciudad de México. Este año se instalarán otros 10 mil sistemas. La convocatoria puede consultarse en:
sedema.cdmx.gob.mx/programas/programa/programa-de-sistemas-de-captacion-de-
agua-de-lluvia-en-viviendas-de-la-ciudad-de-mexico










 
« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30