Animales de compañía

Animales de compañía (2)

Animales de compañía en tiempos de pandemia

07 Septiembre 2020 Animales de compañía 6769
Valora este artículo
(14 votos)

¿Has notado que la pandemia por coronavirus también ha modificado la relación que tenemos con nuestros animales de compañía? En los medios de comunicación se ha corrido el rumor de que nuestros compañeros perrunos o gatunos podrían contagiarnos del muy temido coronavirus. Por otro lado, albergues de animales ubicados en la Ciudad de México reportan que de cada 10 llamadas que reciben, 8 reportan abandono animal1. ¿Tendrá relación el abandono con los rumores de riesgo de contagio a través de nuestras mascotas?

Aunque la relación parece evidente es importante saber que organizaciones mundiales, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), han desmentido que nuestros animales de compañía puedan contagiarnos de coronavirus. Mencionan que no hay evidencia científica que pruebe que los animales de compañía sean una fuente de contagio para los humanos y recomiendan a las personas que tengamos bajo tutela animales de compañía, que recurramos a fuentes de información confiables antes de tomar decisiones sin fundamentos2.

¿Y si eres tú quien contrae coronavirus? Debes saber que tampoco hay evidencia de que los animales estén en riesgo por estar al cuidado de un tutor o persona con COVID-19. Tampoco es necesario poner a un animal en cuarentena, aunque lo ideal sería solicitar apoyo de un familiar o amigo que pueda cuidar a nuestro animal para que te dediques de tiempo completo a tu propio cuidado. 

¿Y si el que enferma es tu animal de compañía? Considera que los animales pueden enfermar por distintas razones. Si llegaras a detectar alguna enfermedad atípica o estuvieron en contacto con alguien que padece COVID-19, localiza a tu veterinario de confianza y realiza las consultas necesarias. 

Diversos especialistas ofrecen las siguientes medidas de cuidado para las personas y sus animales de compañía3:

  • Lavar diariamente con agua y jabón los platos de comida, así como los juguetes, correas y los espacios donde ellos conviven y duermen.
  • Procurar que los paseos sean cortos en horarios de menor afluencia de personas y evitar el contacto con otros animales. Desde luego, siempre recoger las heces fecales y depositarlas en las coladeras.





1 Milenio. Abandono de mascotas incrementa por la pandemia de coronavirus. 2020
www.milenio.com/politica/comunidad/abandono-de-perros-in crementa-por-pandemia-de-covid-19
2 ONU. Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). 2020
www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses 
3 OPS. Los animales de compañía no son una amenaza durante la pandemia del nuevo coronavirus,
alertan expertos. 2020 www.paho.org/panaftosa


 

Gatitos en la ciudad, un pequeño depredador suelto

Valora este artículo
(12 votos)

¡Miauuu! Es un saber popular que los gatos eligen a sus dueños, así que es complicado conocer quién adopta a quién. Lo que es un hecho, es que son nuestra responsabilidad y cuando eres cuidador de un gato formas parte de los recursos de su territorio. Les brindas cariño, una camita, atención médica y los alimentas con croquetas, hígado o el famosísimo “sobre”. Ellos, por su parte, si tienen oportunidad, aún sin hambre y solamente por instinto, buscarán cazar entre bardas y azoteas; incluso es probable que, de vez en cuando, compartan su botín y te “regalen” alguna lagartija, ave, grillo o cucaracha. Son depredadores y el espacio urbano es su territorio de caza.  

 

En la actualidad existen alrededor de 50 razas domésticas distribuidas por todo el mundo, todas diferentes en cuanto a tamaño, pelaje, color e incluso carácter. Los estudios genéticos sitúan a las primeras domesticaciones gatunas en el desierto africano, hace más de 10 mil años; en nuestro continente solo tienen 500 años, pues llegaron junto con las naves de los colonizadores europeos, quienes los ocupaban para cazar ratas en sus barcos.  

 

La fascinación por estos pequeños felinos no es generalizada, en nuestro país, por ejemplo, 8 de cada diez familias eligen a los perros y solo dos a los gatos como animal de compañía; lo que serían más de 2 millones de perros y alrededor de 600 mil gatos. En países como Francia y Rusia prefieren al gato en seis de cada diez hogares. Mientras que en la cultura egipcia el gato es muy venerado y forma parte de la historia antigua y las deidades; recientemente en países como Nueva Zelanda intentan prohibirlos, pues son una grave amenaza a la biodiversidad de sus islas, ya que sus hábitos de caza ocasionan que los animales locales no se reproduzcan y desaparezcan especies enteras.

 

Los gatos domésticos, en general, dependiendo de la disponibilidad de recursos, refugio y alimento, viven entre 15 y 17 años. Los machos son fértiles todo el año, mientras que las hembras tienen celo o temporada reproductiva cada tres meses. En estado libre o bajo condiciones de abandono, estos ciclos se convierten en dos embarazos y 6 cachorros por año, aunque llegan a nacer más, es alta la mortalidad durante los primeros meses. Se estima que pueden tener alrededor  de 100 gatos a lo largo de toda su vida. La mitad de todos estos gatitos serán hembras y tendrán la misma capacidad y potencial reproductivo a menos que sean esterilizadas. ¿Te imaginas cuántos gatos callejeros podrían acumularse al año si abandonamos o no esterilizamos a los nuestros?

 

A pesar de que estos mininos cuenten con alimento suficiente y refugio, en estado de libertad actúan como un animal predatorio con conductas de cacería que afectan gravemente a los ecosistemas tanto urbanos como silvestres en áreas verdes, bosques y barrancas. Las especies comúnmente cazadas son aves pequeñas indefensas como colibríes, canarios y gorriones; algunos invertebrados como las mariposas y las palomitas; también reptiles como las lagartijas, y algunos pequeños mamíferos como ratones, ratas e incluso crías de ardillas, además de especies endémicas o en peligro de extinción, como por ejemplo a los cacomixtles, tlacuaches y gorrión serrano, entre otras.

 

Si bien algunos de estos animales pueden ser plaga como las ratas y las cucarachas, el resto son benéficos. Las lagartijas, por ejemplo, comen moscas, mosquitos y hormigas; mientras que las mariposas y palomitas participan en el ciclo de polinización de flores y alimentos. Suelen ser animales indefensos ante los gatos. 

 

Por todo lo anterior y como Tutor Responsable, es importante mantener alimentados a nuestros mininos, jugar con ellos para que ocupen su energía pero, sobre todo, sin acceso a zonas abiertas o que puedan fugarse. Otro tipo de control es la esterilización, sea un animal doméstico o un gatito callejero, al esterilizarlos se vuelven menos agresivos, hogareños y evitamos el nacimiento de nuevos gatitos. También podemos ayudar con ponerle el cascabel al gato, ya que las presas al escuchar el tintineo se percatan de la presencia y tienen la posibilidad de huir para ponerse a salvo. 

 

La Agencia de Atención Animal es una institución de la Ciudad de México que coordina las acciones públicas y regula a las asociaciones en torno a la protección y bienestar de los animales. Por lo que consultar sus publicaciones en las redes sociales orienta para ser un Tutor Responsable de un animal de compañía. 

 

Todos los animales tienen derecho a la vida y contribuyen al ciclo natural, sin embargo, los gatos, al ser animales domésticos, son nuestra responsabilidad y debemos atenderlos, ver por su bienestar, pero también cuidar que no dañen al resto de los animales que viven en la ciudad. 



//codigo analitycs