Llamado ambiental a los Reyes Magos

Valora este artículo
(3 votos)
¿Cuáles son los mejores regalos?

Cuenta la leyenda y la tradición que unos Reyes Magos de oriente llevaron oro, incienso y mirra como homenaje a un niño nacido en Belén. Esos obsequios representan los deseos de unión, salud, abundancia y espiritualidad para el recién nacido y su familia.

Como seguro sabes, esta tradición de “Reyes” en que se dan presentes a los niños, continúa hasta nuestros días; aunque evidentemente en un formato muy distinto y en muchos casos, de manera extremadamente consumista. La lista de regalos está encabezada por juguetes, mochilas o ropa basada en la moda, en personajes de series, programas o películas animadas. También por drones o cualquier tipo de juguete a control remoto, consolas para videojuegos, tabletas y teléfonos inteligentes, así como tarjetas con saldo para distintas aplicaciones digitales. Algunos estudios al respecto nos muestran que la publicidad a la que están expuestos los y las niñas, así como los intereses comerciales de los corporativos, marcan de manera determinante la elección del obsequio en cada temporada.  

¿Cuántos juguetes necesita una niña o niño? Para contestar esta pregunta te invitamos a echar un vistazo al cajón de los juguetes de tus hijos o hijas, o de tus sobrinos o sobrinas y contestar, honestamente con cuántos juegan. Te darás cuenta que hay dos o tres preferidos y otros pocos que de vez en cuando se usan. Sin embargo, la mayor parte están abandonados, polvosos y olvidados. La psicología afirma que lo que la niña y el niño necesitan en realidad, sólo es sentirse apreciados y atendidos para despertar su imaginación y jugar. Es probable que terminen jugando con la caja y no con el juguete. 

La mayoría de los juguetes rotos, incompletos, viejos o simplemente en desuso, terminarán en basureros y rellenos sanitarios durante cientos de años. Además, los juguetes desechados se reciclan muy poco. Hoy en día el 90% de ellos está hecho de diferentes plásticos, con mucha pintura, algo de metal y, en algunos casos, circuitos electrónicos. Los plásticos que se utilizan contienen mezclas especiales para dar el color deseado, también llevan sustancias retardantes para evitar el fuego y, sin embargo, el diseño cada vez es más frágil. Debido a la alta mezcla de plásticos y aditivos, resulta muy difícil la clasificación y hay poca o ninguna empresa que haga reciclaje de este tipo de materiales.

Cada vez son menos frecuentes los juguetes de trapo y de madera como carritos, cubos o, piezas encajables. Por otra parte en los juguetes más populares, los accidentes que safan el brazo a la muñeca, sumen el ojo, el botón o rompen la tapa, resultan difíciles de evitar; quizá porque el verdadero objetivo de esa fragilidad, sea la obsolescencia y promover el pronto reemplazo por uno nuevo. 

Como te das cuenta, los regalos de Reyes Magos también conllevan importantes implicaciones ambientales. Si pensamos en la extracción de la materia prima con la que son fabricados y su producción, se requiere un enorme gasto de agua e incluso se emite dióxido de carbono que contamina la atmósfera y favorece al cambio climático, que se incrementa aún más por el traslado en buques y contenedores de los juguetes importados. Por otra parte, la generación de residuos también es relevante, ya que el empaque original (con alto contenido de unicel), más el envoltorio de regalo, se convertirán inmediatamente en basura,  junto con todas las pilas y baterías eléctricas que ocupará el juguete. No es de balde que esta celebración se considere como uno de los días de mayor generación de residuos a lo largo del año y en toda la temporada se incremente de un 15 a un 20% el volumen total de residuos en la Ciudad de México a partir del desecho de envolturas, envases y empaques.

Pero, cuando obsequias algo, ¿qué es lo que verdaderamente quieres regalar? Tu intención seguro es regalar amor o alegría, pero lo que das se relaciona con el consumo, derroche de recursos, generación de gases y residuos. Como alternativa para el mejor regalo, puedes dar la posibilidad de tener un futuro con un mundo menos contaminado y más sustentable a partir de educar con el ejemplo hoy. 

Por todo lo anterior, te recomendamos: 
  • Regalar sobre todo tiempo de calidad. 
  • Recordar que lo importante es jugar y no el juguete.
  • Enseñar a construir juguetes con materiales reciclados o reutilizados.
  • Abstenerse de envolver, para no generar residuos.
  • Buscar juguetes elaborados con materiales reciclados o degradables como la madera y la tela.
  • Preferir juguetes o dispositivos que no utilicen pilas o en dado caso, usen baterías recargables.
  • Evitar la acumulación de juguetes. 

Propiciar el intercambio con amigos o donación de juguetes en buen estado.
¿Y a tí qué otra opción se te ocurre? Procuremos ser menos reyes y más magos. Enseñemos la magia de la imaginación, de reducir, de reusar y transformar, de ser creativo y compartir. Regala a tus hijas e hijos que es posible jugar y ser responsable con el ambiente. 
 
 

Suelos sin plástico, suelos que dan vida

14 Diciembre 2020 publicaciones semanales 163
Valora este artículo
(2 votos)
El suelo es un sistema vivo. ¿Te imaginas cómo cambiaría tu vida si el suelo se satura de plástico? Realmente puede cambiar de muchas formas porque en él, animales, plantas, personas y otros organismos encuentran sustento pues contienen nutrientes de los que todos nos alimentamos. Este hecho convierte al suelo en el sostén de la agricultura y la economía de las naciones. Sobre él pueden llevarse a cabo diversas actividades recreativas, como andar en bicicleta o jugar fútbol, así como diversos actos escénicos y culturales

¿Cómo es el suelo del lugar dónde vives? Si no es de asfalto, al suelo que miras― en parques cercanos a tu casa, al que está en las montañas, pedregales, humedales, en los sitios donde siembran los alimentos que consumes y en las zonas rurales―le ha costado miles de años para formarse. 

Y aunque casi no le prestamos atención, a menos que nuestra cara termine impactada en él, debes saber que el suelo presta diversos servicios ambientales: es hábitat de organismos y plantas  que producen oxígeno; captura carbono y dióxido de carbono, así se obtiene una mejor calidad del aire; absorbe una parte importante de radiación solar  manteniendo  temperaturas bajas; al contrario del asfalto y el concreto que abundan en las ciudades que han contribuido a las elevadas temperaturas que alcanza el ambiente de la ciudad.

Los suelos también juegan un papel importante en la regulación del ciclo hidrológico y en la recarga de acuíferos, pues filtra, amortigua y capta ciertos contaminantes que llegan a través del aire, agua o vía terrestre, y les impide llegar a los cuerpos de agua subterránea, como el acuífero de la zona metropolitana de la Ciudad de México, del cual obtenemos el 41% del agua que consumimos quienes vivimos en esta entidad.

¿A pesar de su importancia, la salud del suelo se ve amenazada de diversas formas. Una de ellas está íntimamente relacionada con los plásticos y el uso que les damos.

Tan solo mira con atención el suelo de tu calle, del parque de tu colonia, o de cualquier otro sitio. Seguro encontrarás en él cualquier residuo plástico, grande o pequeño pero ahí está. Parece que estamos siendo invadidos por los plásticos y esto se debe a que una tercera parte de los residuos que generamos diariamente en la ciudad, son eso: plásticos y muchos de ellos no son depositados en un bote, sino que terminan en calles, coladeras, parques, alcantarillas, luego llegan hasta los ríos e incluso al mar. 

La mayoría de los platos, vasos, cubiertos, globos y otros artículos plásticos están hechos a base de petróleo. Muchos de estos artículos que se produjeron desde hace 50 años, cuando  inició su comercialización, hasta la fecha, se encuentran todavía en algún lugar de nuestro planeta y, mientras se desintegran, lo está contaminando.

En su desintegración los plásticos liberan sustancias tóxicas, gases de efecto invernadero y otros compuestos contaminantes1. Lo más preocupante es saber que los plásticos mal desechados pueden terminar en nuestro propio cuerpo.

Sí, leíste bien, pedazos muy pequeños de artículos plásticos de un solo uso terminan dentro de nosotros, porque cuando se degradan en el mar, en un bosque u otro sitio natural, se fragmentan en pequeños trozos llamados microplásticos que por su pequeñísimo tamaño, menor a los 5 milímetros, llegan a los suelos por acción de arrastre del agua o el viento y son consumidos o absorbidos por el sistema de animales y plantas de los que nosotros nos alimentamos2, todo ello dentro de nuestra cadena alimenticia. 

La suma de todos los plásticos presentes en nuestros alimentos es equivalente a: ¡una tarjeta de crédito a la semana3! ¿Y sabes qué es lo peor?, los científicos aún no han logrado determinar cuáles serán los impactos en la salud humana por consumir plástico, pero seguro alimentarnos de un material procedente del petróleo no debe ser muy saludable.

Cada vez que usas vasos, platos, cucharas o desechables, aportas a la contaminación por plásticos que está poniendo en riesgo la base de nuestra alimentación y, a su vez, nuestra salud y la de otros seres vivos. 

El Gobierno de la Ciudad de México está consciente de esto y es por ello que este año prohibió la comercialización, distribución y entrega de bolsas plásticas de un solo uso, además, a partir del 1 de enero del 2021 también prohibirá los plásticos desechables como platos, cubiertos, vasos y sus tapas, charolas, globos y sus varillas, cápsulas de café, aplicadores de tampones, popotes, palitos mezcladores e hisopos que sean hechos total o parcialmente de plástico. 

Para finales de este año, la SEDEMA ha puesto en marcha la campaña “Ciudad Sustentable, Adiós Desechables” que involucra a consumidores y comerciantes en todas la alcaldías de la ciudad con la prohibición. 

Esta medida nos conviene a todos, por eso lo más recomendable es cumplir la ley y sacar de nuestras vidas a los plásticos desechables, dejar a un lado el mal hábito de consumir o desechar al por mayor, es mejor  usar materiales reutilizables. 

Echa a andar tu creatividad y encuentra alternativas. Sostengamos a quien nos sostiene; los suelos y al medio ambiente, para que sigan nutriendo la  vida de todos y todas.




Más información

Si quieres resolver dudas acerca de la prohibición, todos los jueves habrán ventanas de información virtual para atender dudas y colaboraciones ciudadanas.

Aquí la información:

Link para webinar matutino JUEVES 11:00 am, en plataforma Zoom

ID de reunión: 837 7572 7814
Código de acceso: 462124

Link para webinar vespertino JUEVES 18:00 a 19:00 pm, en plataforma Zoom

ID de reunión: 862 1157 3959
Código de acceso: 320090










1  Production of methane and ethylene from plastic in the environment. Revista PLOS ONE
doi.org/10.1371/journal.pone.0200574

2  National Geographic. El plástico es una amenaza para la salud de los humanos.
www.nationalgeographic.com.es/ciencia/grandes-reportajes/es-plastico-amenaza-para-nuestra-salud
_12739/2 


3 Un análisis sobre la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza.
www.wwf.es/informate/actualidad/?50940/Consumimos-el-equivalente-a-una-tarjeta-de-credito-cada
-semana#:~:text=Un%20reciente%20estudio%20se%C3%B1ala%20que,de%20una%20tarjeta%20de
%20cr%C3%A9dito
.




 

 

Trucos y Saberes para transformar nuestra basura en algo Útil Una experiencia de participación ciudadana

09 Diciembre 2020 Nota del mes 117
Valora este artículo
(4 votos)
¿Te ha pasado que estás frente a los botes de basura y no sabes cómo separar o dónde depositar exactamente los residuos que traes en la mano? Tu mente da vueltas, no sabes qué tipo de plástico es, ¿será reciclable o no reciclable?  Y ahora, ¿quién podrá orientarte? 

Detengámonos a pensar un poco más, ¿quiénes son las personas con la mayor experiencia para el manejo de los residuos en esta ciudad? Si pensaste en las y los trabajadores de limpia, estás en lo correcto. Y es que, a pesar de la pandemia, ellos ahí están; recorren y limpian todos los días nuestra ciudad y, sin embargo, a veces parecen invisibles. Comienzan su jornada de trabajo a las 5 de la mañana y van recolectando en sus carritos o en los camiones nuestros residuos: casa por casa, esquina por esquina.

“Trucos y Saberes para aprovechar mejor tus residuos” es el nombre de un Programa de la SEDEMA para orientar a los habitantes de la Ciudad de México sobre la adecuada separación, manejo y aprovechamiento de los residuos domésticos. Las y los trabajadores de limpia, convertidos en orientadores ambientales informan, al dar a conocer sus “trucos y saberes” para que los residuos no se conviertan en basura y sean aprovechados como materia prima o como composta de nuestras plantas; así entre todas y todos mejoramos nuestro medio ambiente. 

Los orientadores ambientales de “Trucos y Saberes” son 60 hombres y mujeres que, como personal informal de las áreas de limpia en las alcaldías Alvaro Obregón, Azcapotzalco e Iztapalapa, decidieron sumarse, de agosto a octubre de 2020, a esta labor de orientar ambientalmente a todos los vecinos y ciudadanía en general a los que entregan sus residuos domésticos. Entre todos ellos brindaron más de 27 mil pláticas, alrededor de 40 charlas cada orientador por día. Todo esto a cambio de recibir un modesto apoyo de empleo temporal (otorgado por la STyFE), mejorar sus condiciones de recolección (al mejorar la separación) y de cumplir con su anhelo de ver los residuos limpios y separados. 

Los temas de orientación ambiental sobre los residuos fueron divididos en 9 semanas, durante las cuales los trabajadores orientaron sobre la correcta separación de cada uno de los tipos de residuos: orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables, residuos electrónicos, residuos peligrosos e incluso, sobre manejar mejor los residuos domésticos de pacientes Covid, todo esto lo hicieron apoyados por diversos materiales educativos y de difusión como  mantas, infografías, volantes, imanes y estampas.

“Después de tres meses de orientar a mis vecinos la mayor magia y el mejor truco, (nos cuenta una voluntaria de Trucos y Saberes) fue conocer mejor a los vecinos; que supieran que tengo nombre y llevo más de 12 años trabajando en la misma calle. También me gustó recibir su aprecio y colaboración con sus botes de residuos separados; incluso comenzaron a avisar cuándo llevan cosas peligrosas como vidrios o solventes. Todo esto vale la pena, lo mejor fue que empezaran a hacer composta con los residuos orgánicos y con ello las jardineras del parque ahora lucen más bonitas”. 

Este programa de la SEDEMA probó este año que, aun bajo condiciones adversas, es posible transformar la cultura ambiental en algunas zonas de nuestra Ciudad y que el personal de limpia es capaz de orientar ambientalmente, al mismo tiempo que creamos lazos y comunidad mediante sus trucos y saberes. 27 000 orientaciones fueron impartidas en tres meses por estos hombres y mujeres, héroes de la calle. Un proyecto piloto digno de ser ampliado para toda la capital.

 

El impacto de la urbe en el medio ambiente

09 Noviembre 2020 publicaciones semanales 133
Valora este artículo
(3 votos)
¿De qué manera construimos y adecuamos nuestra ciudad, barrio y casa a las necesidades de la población tomando en cuenta al medio ambiente? Algunas acciones son, por ejemplo, los puentes que se construyen para cruzar una barranca, cavar pozos para obtener agua y desagües para evitar inundaciones; también las modificaciones en los reglamentos de  construcción, permite que nuestras casa y edificios resistan sismos o fenómenos climáticos.

Podemos y quizá debamos preguntarnos, ¿de qué manera las decisiones que tomamos en nuestras ciudades afectan al medio ambiente? La modificación de grandes avenidas para darle preferencia a un transporte masivo y mucho más eficiente, como el Metrobús en nuestra ciudad que genera menos tránsito vehicular y disminuye la contaminación. Construir ciclopistas para disminuir los desplazamientos en auto, mantener parques, sembrar jardines con plantas apropiadas para polinizadores, así como rehabilitar ríos y canales, multiplica los beneficios ambientales y fomenta, además, un cambio en los hábitos de la población. Todo ello nos hace más sanos y, al vincularnos con el cuidado del medio ambiente, genera la posibilidad de tener mayor conciencia ambiental. 

Otras decisiones que afectan directamente nuestro entorno en términos ambientales y urbanos, tienen que ver con la generación y manejo de los residuos. Es necesario que la población separe sus residuos y minimice el consumo de determinados productos por toda la contaminación y gasto de energía que ello conlleva.

También están, por ejemplo, las leyes y normas en materia de prohibición de plásticos de un sólo uso, la reglamentación de productos compostables, fomentar el uso de envases diseñados para reutilizarse múltiples veces, así como promover la reparación de herramientas y dispositivos como son las computadoras, teléfonos, televisores, videojuegos, en vez de reemplazarlos por aparatos nuevos. Todas ellas son decisiones que involucran nuestra vida cotidiana y que están basadas en una visión y una política para generar menos basura; con ello hacemos más habitables nuestros barrios y nuestras casas. Todo esto, por supuesto, disminuye el impacto al medio ambiente de todos los habitantes de la ciudad.

Tu también puedes mejorar la ciudad al nivel de tu casa, colonia o barrio. Organízate con tu familia o vecinos para sembrar jardines polinizadores, cosechar agua de lluvia en tu edificio o cambiar el concreto por grava, pues permite la filtración del agua pluvial y la recarga de los acuíferos. Además, ve de compras con tu propia bolsa de tela y carga con tu termo para evitar vasos desechables cuando compres un café. 


 

Lo que consumes y desechas, también es naturaleza

03 Noviembre 2020 Nota del mes 125
Valora este artículo
(4 votos)
Todo lo que te rodea es naturaleza, no te miento. Y por más raro que suene, debes saber que para producir cualquier cosa, ya sea la ropa que traes puesta, la silla donde estás sentada (o) mientras lees esto, la computadora o celular desde donde encontraste esta publicación, las paredes que te rodean, la ventana desde donde entra la luz a tu habitación, fue necesario extraer de la naturaleza recursos como metales y minerales, combustibles fósiles, materiales de construcción, árboles, fibras y otros recursos que fueron procesados hasta tener todas las características que los hacen funcionar para satisfacer nuestras necesidades.

A nivel mundial, las personas consumimos alrededor de 100 mil millones de toneladas de esos materiales en un sólo año1. Cada vez que se extrae de la naturaleza estos recursos, se utiliza una gran cantidad de agua y energía; agua que deja de estar disponible para consumo de los seres vivos y energía que se convierte en emisiones de gases contaminantes.

Los materiales fabricados con base en estos recursos son modificados para hacerlos duraderos y que no se desintegran fácilmente. El problema es que cuando no son aprovechados adecuadamente, al final de su vida útil se convierten en desechos que a la naturaleza le cuesta mucho trabajo digerir  para incorporarlos a su ciclo natural. 

Cada persona en el mundo usamos en promedio más de 13 toneladas de materiales en un año1, a través de los bienes y servicios que adquirimos. Aunque el consumo siempre es mayor para los habitantes de países desarrollados, en contraste con los países en desarrollo, como México, entre todos estamos usando al año los recursos que a la Tierra le toma 1,5 años producir. Es decir, cada año, la naturaleza no puede recuperar la mitad de lo que le quitamos. 

Consumir y desechar es un mal hábito que hemos practicado por siglos. Esto ha generado que en el mundo existan ya 5 grandes islas de basura en los océanos, cuyo principal componente son los plásticos de un solo uso, esos utensilios plásticos que nos venden como “desechables” y que son diseñados para usarse una sola vez antes de irse a la basura. 

¿Has notado cuántos desechables usas y tiras a la basura a diario? En nuestra ciudad generamos alrededor de 13 mil toneladas de residuos al día, de los cuales 1 de cada 3 de los residuos generados son plásticos de un solo uso que, por lo general, tardarán más de 100 años en degradarse y que, durante ese mismo tiempo, contaminarán nuestro ambiente día a día1. Además, en su lentísimo proceso de desintegración emiten gases de efecto invernadero que calientan la atmósfera, colaborando con ello al cambio climático el cual trae graves consecuencias como eventos meteorológicos extremos, hambrunas, extinción de especies y la amenaza de que desaparezcan ecosistemas como arrecifes de coral, selvas tropicales o ríos2

Otra consecuencia de que hayan tantos residuos plásticos en el mundo y en nuestra ciudad es que en una de sus fases del proceso de degradación, se transforman en microplásticos que, por su tamaño, pueden ser inhalados cuando se volatilizan; también son consumidos por fauna silvestre y por los humanos a través de nuestros alimentos. De hecho, se estima que las personas comemos lo equivalente en plástico que contiene una tarjeta de crédito en una semana3 y aunque no se conocen aún las consecuencias de ingerir estos materiales, seguro no es saludable consumir plásticos pues son derivados del petróleo.

Las cifras de consumo son muy altas. Por todos lados somos bombardeados una y otra vez por anuncios que nos seducen a comprar productos que prometen un sinfín de beneficios y aseguran facilitarnos la vida de cualquier forma. Parece inevitable dejar de comprar todo aquello que nos ofrece comodidades y satisfacción, pero, ¿qué de todo lo que consumimos realmente necesitamos? 

Al consumir lo innecesario aportamos a esta sobre explotación de materiales. Consumir por consumir, por vivir cómodamente sin mirar de dónde viene todo aquello que usamos y desechamos está dañando nuestro ambiente. Para reducir el impacto deberíamos bajar drásticamente el uso de combustibles fósiles y sustituirlos por energías renovables, así como disminuir el consumo de agua.

Cada vez que salgas de compras pregúntate “¿realmente lo necesito?”. Da preferencia a los artículos cuya vida útil es más larga para que puedas sacarle provecho a tu inversión. Genera el cambio, deja de consumir lo que no necesitas, ¡piénsalo! Si lo hacemos todos, el deterioro ambiental y sus efectos disminuirían en gran medida. Recuerda que lo que consumes y desechas es naturaleza.



1 The Guardian Journal. World’s consumption of materials hits record 100bn tonnes a year. 
www.theguardian.com/environment/2020/jan/22/worlds-consumption-of-materials-hits-record-
100bn-tonnes-a-year?CMP=Share_AndroidApp_WhatsApp Fecha de consulta 9 de octubre, 2020.

2  La humanidad agota hoy los recursos que la Tierra produce en todo un año
www.lavanguardia.com/natural/20170802/43270260867/humanidad-agota-recursos-un-ano-tierra.html
3 WWF. Consumimos el equivalente a una tarjeta de crédito cada semana. 2019.
www.wwf.es/informate/actualidad/?50940/Consumimos-el-equivalente-a-
una-tarjeta-de-credito-cada-semana Fecha de consulta 9 de octubre, 2020.







 

Termina tu plato y protege el ambiente

12 Octubre 2020 publicaciones semanales 285
Valora este artículo
(8 votos)
¿Alguna vez te has preguntado cuántos alimentos se desperdician en tu hogar? Pon atención o haz memoria de cuántas veces tú o alguien de tu familia han encontrado en el refrigerador, alacena o en cualquier lugar oculto de casa algún alimento putrefacto o con la caducidad vencida. Piensa, también, ¿cuántas veces han dejado su plato a medio comer y las sobras acaban en la basura? Aunque haya ocurrido pocas ocasiones, ambas situaciones expresan problemas sociales y ambientales que traspasan fronteras.

Se estima que una tercera parte de los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician. ¿Te imaginas cuánto puede ser tal cantidad? Esto es 1.300 millones de toneladas anuales, suficientes para alimentar a 3.000 millones de personas1. Esta “fuga de alimentos” se puede dar durante la producción, transporte o refrigeración de los mismos, durante su utilización como ingredientes en platillos o  como residuos de alimentos consumidos parcialmente.

Tan solo en México, cada año se desperdician en promedio 28 millones de toneladas de alimentos2. Para producirlos se utilizó la cantidad de agua equivalente a lo que consumimos todos los habitantes del país en un año. ¿Te das cuenta? Desperdiciar alimentos también implica un desperdicio considerable de agua. Además, en los procesos de producción, transporte, refrigeración y manejo de esa cantidad de alimentos, se emitieron gases  equivalentes a los que emiten 14 millones de vehículos en un año, los cuales afectan la calidad del aire y contribuyen  al calentamiento global. 

En un año cada mexicana (o) desperdicia cerca de 250 kg de comida3, y si en nuestra ciudad somos 9 millones de personas, al hacer cuentas resulta que desperdiciamos alrededor de 2 millones 250 mil toneladas, esto es solo una cifra tentativa. Sin embargo, a pesar de que se desconoce la cifra exacta, en la ciudad se están realizando acciones para disminuir el desperdicio y aumentar su aprovechamiento. Por un lado, a través de los bancos de alimentos nacionales, liderados por organizaciones de la sociedad civil, donde se recupera toda la comida que desechan hoteles, restaurantes y supermercados, pero que aún es comestible4. Luego son distribuidos a los sectores poblacionales con bajos recursos para combatir así el hambre y atender el Objetivo 12 del Desarrollo Sostenible: “Hambre Cero”.

Otra forma de aprovechar toda la energía, agua y nutrientes de estos alimentos es a través del compostaje, porque así se reincorporan a la tierra los nutrientes de residuos vegetales y pueden obtenerse de ella nuevos alimentos. En este ciclo no hay residuos, es decir, es un ciclo Basura Cero.

Existen también iniciativas ciudadanas internacionales para reducir el desperdicio de comida y promover la solidaridad, como es el caso de la App Olio, originaria del Reino Unido, y que está disponible en nuestra ciudad desde el año pasado. Su objetivo es poner en contacto a personas que tengan alimentos que no comerán con otros que los requieran y que los obtengan regalados. Por ejemplo, si ya no ocuparás dos jitomates, publicas su foto en Olio y la persona que los necesite se contacta contigo a través de la app, acuerdan un punto de entrega y listo. 

Un compromiso con el ambiente y con las personas nos obliga a prestar atención a nuestro consumo y desecho de alimentos. Revisa tu refrigerador cada semana y pon a la vista los alimentos más viejos, para evitar olvidarlos y que se echen a perder. Comparte con vecinos, familiares, amigos o con personas en situación de calle si ya no los vas a consumir (también puedes publicarlos en Olio o en otras aplicaciones parecidas). 
Cuando vayas de compras, no le hagas el feo a la fruta o verdura con imperfecciones. Aunque no sean “bonitos” esos alimentos tienen el mismo valor nutrimental que los demás, y se les invirtió igual cantidad de trabajo, energía y agua. Evita que terminen en la basura porque nadie los quiso comprar. 

Sobre todo, recuerda que nuestros alimentos son naturaleza, por eso “termina tu plato” y ayuda a cuidar el medio ambiente.
 

La jardinería ambiental, como espacio de re-creación

05 Octubre 2020 Nota del mes 370
Valora este artículo
(2 votos)
El 5 de octubre quedó establecido como el Día de la Jardinería Ambiental. ¿Te percataste que este importante acontecimiento fue impulsado por congresistas y ciudadanos comprometidos con la Ciudad de México? Esta fecha floreció para impulsar una política pública en la materia; el objetivo es involucrar a todos los niveles de gobierno y ciudadanía para recordarles el enfoque ambiental con el que se deben manejar las áreas verdes tan importantes para un entorno saturado de cemento. Pero, ¿Qué es la jardinería ambiental?1

Existe una práctica dominante de hacer jardinería que por sus características de diseño, selección de especies y formas de mantenimiento no ha sido amable con el ambiente natural de la Ciudad de México. Por lo que la Jardinería Ambiental, la concebimos como una práctica destinada al cuidado de las áreas verdes que son superficies cubiertas de vegetación natural o inducida que podemos encontrar por toda la ciudad, incluyendo las que podamos tener en nuestro hogar. 

La Jardinería Ambiental también promueve las especies que son endémicas de una ciudad, ya que así se conserva la biodiversidad y al mismo tiempo aumenta la presencia de la fauna local, necesaria para la reproducción general del ecosistema. ¿Te das cuenta que la jardinería ambiental es importante?, ¿que tanto prioriza la Ciudad de México en la jardinería ambiental?2

La Ciudad de México invirtió el año pasado 1,332 millones de pesos en la rehabilitación de 1199 hectáreas de parques y espacios públicos; y en este año, dentro del programa “Reto Verde”, se rebasó la meta de plantar 10 millones 446 mil 60 árboles, herbáceas y cubresuelos. Todavía se espera que en los meses que restan del 2020, se coloquen 4 millones más de árboles y plantas en suelo de conservación y medio millón en suelo urbano. Este enorme esfuerzo puede ser acompañado por un trabajo igual de grande en cuanto a su mantenimiento, utilizando criterios de jardinería ambiental como son; el riego considerando el uso eficiente del agua y el combate a las plagas, usando sustancias no tóxicas para los polinizadores. Evidentemente, ante la dimensión del reto, se requiere el concurso de la ciudadanía3

Como se apunta en el inicio, la jardinería ambiental fue propuesta para recordar que se requiere del enfoque ambiental en el manejo de las áreas verdes, necesarias para la sustentabilidad urbana. Saber cuales son las especies endémicas es un buen punto de partida; por ejemplo, especies como el Girasol Morado, Verbenas, Hierba Dulce, Garbancillo, Plumerillos, Sensitivas, Retama, Manettia, Trompetilla, Escobillas, Yolochichitle, Mirto Chico, Aceitillas entre otras.

La jardinería ambiental aporta a la construcción de una ciudad  sustentable y con mayor biodiversidad, por eso; integra este enfoque en el cuidado de las áreas verdes que te rodean y haz uso responsable y eficiente de los recursos naturales para su mantenimiento.

Ante la situación de confinamiento doméstico como la que vive el mundo, la jardinería puede ser un espacio para re-crear nuestra relación amorosa con el mundo vegetal inmediato, pudiendo colaborar con ello en la conformación de pequeños oasis en medio del desierto. 


Guía para la creación de Jardines polinizadores



1-  sedema.cdmx.gob.mx/comunicacion/nota/cdmx-400-mujeres-jardineras
2- data.sedema.cdmx.gob.mx/biodiversidadcdmx/especies.html
3-
www.facebook.com/EducacionAmbientalCDMX


 

¡Pintemos de verde nuestra ciudad!

14 Septiembre 2020 Nota del mes 175
Valora este artículo
(7 votos)

La Ciudad de México es tan diversa en gente como en comidas, sonidos, olores y colores. Detente un momento en tu caminar y mira a tu alrededor: ¿qué colores observas en tu entorno? ¿Cuáles predominan y llenan tu vista? ¿Cafés, rojos, azules, morados, verdes o grises?

Aunque probablemente encontrarás diversos y coloridos entornos, en una ciudad tan grande como la nuestra hay zonas en las que el color predominante es el gris, esto es por el asfalto, el concreto de los edificios, las construcciones, las avenidas, las fábricas que nos rodean y hasta los gases de los coches. ¿Cómo te sentirías si en cualquier zona de la Ciudad de México el color que predominara fuera el verde? ¿Crees importante que en nuestro caminar la vista se llene de verde?


Piensa en la ciudad años atrás, siglos atrás. Los aztecas vivieron rodeados por un gran lago, esto nos ayuda a entender su particular visión respecto a los colores de su entorno. Imagina el panorama que cotidianamente contemplaban: lagos, ríos, chinampas rebosantes de plantas, fundidos en una sola imagen, donde se mezclaban los verdes de los sembradíos y las montañas con los azules del agua.

Por esta razón, para los indígenas existía un color denominado chalchihuitl1 o lo que hoy sería “verdeazul”, el cual es un color puro, casi primario y sin fronteras, ya que la naturaleza misma se negaba a separarlos2. Su jeroglífico se utilizaba para describir los líquidos y la buena cosecha y, al mismo tiempo, era un símbolo abstracto para referirse a todo aquello que es valioso, representado en los jades y esmeraldas. 

La primavera también se representaba con este color. En esta época, las semillas comienzan a germinar, salen brotes en los árboles y despierta la belleza verde que hace florecer los demás colores de la naturaleza. La primavera significa crecimiento y el verde se convierte, entonces, en el color simbólico de todo lo que puede desarrollarse y prosperar. En algunas culturas hemos asociado el color verde con la esperanza, la fertilidad, la riqueza y la buena salud.

¿Te gustaría que nuestra ciudad se renueve y se asocie otra vez con el rebosante verde-azul ?? ¡Tú puedes germinar la esperanza de un ambiente verde en equilibrio a través del Reto Verde!

Esta iniciativa impulsada por el Gobierno de la Ciudad de México, se propuso sembrar y cuidar 10 millones de árboles y plantas en la ciudad entre junio de 2019 y noviembre de 2020 en calles, avenidas, camellones, bosques, áreas naturales protegidas y diversas zonas en suelo urbano y de conservación, es decir, hacer que nuestro caminar se pinte de verde y así, vigorizar la ciudad.

La excelente noticia es que gracias a la participación de más de 28 mil personas entre personal del gobierno de la ciudad, de las alcaldías, así como de promotores y ciudadanos como tú, a finales de julio de este año ¡rebasamos la meta con 10 millones 446 mil 60 árboles, arbustos, herbáceas y cubresuelo plantados en zona urbana y Suelo de Conservación!

Al llenar nuestra vista de verde, mejoramos nuestro paisaje cotidiano y motivamos los sentimientos de esperanza, buena salud, fortuna, vida, fertilidad, abundancia, riqueza y suerte. También al llenar de verde nuestra ciudad, contribuimos con diversos beneficios ambientales para la misma: mejoramos la calidad del aire, ya que las plantas producen oxígeno y retienen contaminantes; con la sombra, humedad y frescura de los árboles y el resto de la vegetación regulamos la temperatura, evitamos que el suelo se erosione y se favorece la infiltración del agua; asimismo, la revegetación contribuye a recuperar uno de los grupos más relevantes para la vida en general y de manera particular para los humanos: los polinizadores, lo que ayuda en la conservación de la biodiversidad.

Con todo esto, ayudamos a mitigar el cambio climático. ¿Ves por qué es importante que en nuestro caminar la vista se llene de verde? 

Aunque la meta se cumplió, el Reto Verde continúa. Para el resto de este 2020, se contempla la revegetación de 4 millones más de árboles y plantas en Suelo de Conservación y otro medio millón en suelo urbano. El derecho a un medio ambiente sano es compromiso, responsabilidad y agradecimiento de todos y todas.

¡Ayúdanos a vigorizar la ciudad! Aún puedes sumarte al Reto Verde en cualquiera de sus tres ejes: preparar los suelos, sembrar y cuidar lo sembrado4. Recuerda que la mejora del ambiente y el pintar de verde tu entorno comienza desde tu camellón, tu pequeña parcela o tu huerto urbano.

Hoy más que nunca retomemos el verde-azul de los aztecas y elevemos de nueva cuenta la categoría del verde a todo aquello que es valioso, representado ya no en jades y esmeraldas, sino en árboles y plantas. Digamos juntos: ¡Verde, que te quiero verde!




1 Algunos antecedentes sobre el uso del color en el México indígena.
www.colmich.edu.mx/relaciones25/files/revistas/048/VictorManuelOrtiz.pdf
2  En náhuatl, el término xiuhuitl  designa indistintamente el verde puro y el azul puro.
Hay que tomar en cuenta que existen además 13 tonalidades de verdes y azules.
Eulalio Ferrer. El color entre los pueblos Nahuas
www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn31/612.pdf

3 La palabra verde deriva del latín virÄ­dis que significa vigoroso, vivo, joven.
Los romanos tenían un mayor aprecio por este color ya que era el color de
Venus la diosa de la belleza, los jardines, las verduras y los viñedos.
4  Reto Verde. sedema.cdmx.gob.mx/programas/programa/reforestacion









 

Animales de compañía en tiempos de pandemia

07 Septiembre 2020 Nota del mes 1041
Valora este artículo
(12 votos)
¿Has notado que la pandemia por coronavirus también ha modificado la relación que tenemos con nuestros animales de compañía? En los medios de comunicación se ha corrido el rumor de que nuestros compañeros perrunos o gatunos podrían contagiarnos del muy temido coronavirus. Por otro lado, albergues de animales ubicados en la Ciudad de México reportan que de cada 10 llamadas que reciben, 8 reportan abandono animal1. ¿Tendrá relación el abandono con los rumores de riesgo de contagio a través de nuestras mascotas?

Aunque la relación parece evidente es importante saber que organizaciones mundiales, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), han desmentido que nuestros animales de compañía puedan contagiarnos de coronavirus. Mencionan que no hay evidencia científica que pruebe que los animales de compañía sean una fuente de contagio para los humanos y recomiendan a las personas que tengamos bajo tutela animales de compañía, que recurramos a fuentes de información confiables antes de tomar decisiones sin fundamentos2.

¿Y si eres tú quien contrae coronavirus? Debes saber que tampoco hay evidencia de que los animales estén en riesgo por estar al cuidado de un tutor o persona con COVID-19. Tampoco es necesario poner a un animal en cuarentena, aunque lo ideal sería solicitar apoyo de un familiar o amigo que pueda cuidar a nuestro animal para que te dediques de tiempo completo a tu propio cuidado. 

¿Y si el que enferma es tu animal de compañía? Considera que los animales pueden enfermar por distintas razones. Si llegaras a detectar alguna enfermedad atípica o estuvieron en contacto con alguien que padece COVID-19, localiza a tu veterinario de confianza y realiza las consultas necesarias. 

Diversos especialistas ofrecen las siguientes medidas de cuidado para las personas y sus animales de compañía3:
  • Lavar diariamente con agua y jabón los platos de comida, así como los juguetes, correas y los espacios donde ellos conviven y duermen.
  • Procurar que los paseos sean cortos en horarios de menor afluencia de personas y evitar el contacto con otros animales. Desde luego, siempre recoger las heces fecales y depositarlas en las coladeras.




1 Milenio. Abandono de mascotas incrementa por la pandemia de coronavirus. 2020
www.milenio.com/politica/comunidad/abandono-de-perros-in crementa-por-pandemia-de-covid-19
2 ONU. Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). 2020
www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses 
3 OPS. Los animales de compañía no son una amenaza durante la pandemia del nuevo coronavirus,
alertan expertos. 2020 www.paho.org/panaftosa


 

Gatitos en la ciudad, un pequeño depredador suelto

Valora este artículo
(9 votos)
¡Miauuu! Es un saber popular que los gatos eligen a sus dueños, así que es complicado conocer quién adopta a quién. Lo que es un hecho, es que son nuestra responsabilidad y cuando eres cuidador de un gato formas parte de los recursos de su territorio. Les brindas cariño, una camita, atención médica y los alimentas con croquetas, hígado o el famosísimo “sobre”. Ellos, por su parte, si tienen oportunidad, aún sin hambre y solamente por instinto, buscarán cazar entre bardas y azoteas; incluso es probable que, de vez en cuando, compartan su botín y te “regalen” alguna lagartija, ave, grillo o cucaracha. Son depredadores y el espacio urbano es su territorio de caza.  

En la actualidad existen alrededor de 50 razas domésticas distribuidas por todo el mundo, todas diferentes en cuanto a tamaño, pelaje, color e incluso carácter. Los estudios genéticos sitúan a las primeras domesticaciones gatunas en el desierto africano, hace más de 10 mil años; en nuestro continente solo tienen 500 años, pues llegaron junto con las naves de los colonizadores europeos, quienes los ocupaban para cazar ratas en sus barcos.  

La fascinación por estos pequeños felinos no es generalizada, en nuestro país, por ejemplo, 8 de cada diez familias eligen a los perros y solo dos a los gatos como animal de compañía; lo que serían más de 2 millones de perros y alrededor de 600 mil gatos. En países como Francia y Rusia prefieren al gato en seis de cada diez hogares. Mientras que en la cultura egipcia el gato es muy venerado y forma parte de la historia antigua y las deidades; recientemente en países como Nueva Zelanda intentan prohibirlos, pues son una grave amenaza a la biodiversidad de sus islas, ya que sus hábitos de caza ocasionan que los animales locales no se reproduzcan y desaparezcan especies enteras.

Los gatos domésticos, en general, dependiendo de la disponibilidad de recursos, refugio y alimento, viven entre 15 y 17 años. Los machos son fértiles todo el año, mientras que las hembras tienen celo o temporada reproductiva cada tres meses. En estado libre o bajo condiciones de abandono, estos ciclos se convierten en dos embarazos y 6 cachorros por año, aunque llegan a nacer más, es alta la mortalidad durante los primeros meses. Se estima que pueden tener alrededor  de 100 gatos a lo largo de toda su vida. La mitad de todos estos gatitos serán hembras y tendrán la misma capacidad y potencial reproductivo a menos que sean esterilizadas. ¿Te imaginas cuántos gatos callejeros podrían acumularse al año si abandonamos o no esterilizamos a los nuestros?

A pesar de que estos mininos cuenten con alimento suficiente y refugio, en estado de libertad actúan como un animal predatorio con conductas de cacería que afectan gravemente a los ecosistemas tanto urbanos como silvestres en áreas verdes, bosques y barrancas. Las especies comúnmente cazadas son aves pequeñas indefensas como colibríes, canarios y gorriones; algunos invertebrados como las mariposas y las palomitas; también reptiles como las lagartijas, y algunos pequeños mamíferos como ratones, ratas e incluso crías de ardillas, además de especies endémicas o en peligro de extinción, como por ejemplo a los cacomixtles, tlacuaches y gorrión serrano, entre otras.

Si bien algunos de estos animales pueden ser plaga como las ratas y las cucarachas, el resto son benéficos. Las lagartijas, por ejemplo, comen moscas, mosquitos y hormigas; mientras que las mariposas y palomitas participan en el ciclo de polinización de flores y alimentos. Suelen ser animales indefensos ante los gatos. 

Por todo lo anterior y como Tutor Responsable, es importante mantener alimentados a nuestros mininos, jugar con ellos para que ocupen su energía pero, sobre todo, sin acceso a zonas abiertas o que puedan fugarse. Otro tipo de control es la esterilización, sea un animal doméstico o un gatito callejero, al esterilizarlos se vuelven menos agresivos, hogareños y evitamos el nacimiento de nuevos gatitos. También podemos ayudar con ponerle el cascabel al gato, ya que las presas al escuchar el tintineo se percatan de la presencia y tienen la posibilidad de huir para ponerse a salvo. 

La Agencia de Atención Animal es una institución de la Ciudad de México que coordina las acciones públicas y regula a las asociaciones en torno a la protección y bienestar de los animales. Por lo que consultar sus publicaciones en las redes sociales orienta para ser un Tutor Responsable de un animal de compañía. 

Todos los animales tienen derecho a la vida y contribuyen al ciclo natural, sin embargo, los gatos, al ser animales domésticos, son nuestra responsabilidad y debemos atenderlos, ver por su bienestar, pero también cuidar que no dañen al resto de los animales que viven en la ciudad. 



 

Cubrebocas de tela, la "nueva moda" ambiental

Valora este artículo
(5 votos)
Ya es agosto y en la Ciudad de México llevamos 5 meses lidiando con la pandemia por SARS-COV 2. Y entre todos los cambios que ha traído esta situación a nuestra vida, el uso de cubrebocas en los espacios públicos parece ser un hábito que llegó para quedarse, al menos, hasta que los expertos en salud mundial, nacional y local, indiquen lo contrario.

Al inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo recomendaba el uso de este tipo de artículos de prevención para el personal médico, enfermeras(os), trabajadores de la salud, trabajadores de limpia y personas que tuvieran síntomas como fiebre, fatiga, pérdida del apetito, olfato y gusto, así como quienes tuvieran dificultad respiratoria, diarrea, dolor de cabeza, congestión nasal o tos1.

Aún así, desde el inicio del confinamiento en nuestra ciudad, muchas personas optaron por el uso de cubrebocas y guantes desechables, a tal grado que hubo desabasto de estos artículos luego de pasadas las dos primeras semanas de encierro. Pero esto no fue lo peor, el uso excesivo de este artículo ha incrementado hasta dos veces la cantidad de residuos sanitarios que se generan y deben manejarse diariamente en la ciudad. Tan solo en abril, se recolectaron 30 toneladas de este tipo de residuos y en mayo más de 20 toneladas al día.

¿Por qué esta situación debe preocuparnos? Por dos razones principalmente: una es que su mala disposición puede ocasionar contagios y también genera contaminación. La otra razón es que, para fabricarlos se usan recursos naturales que tardan años en regenerarse, y  en unas cuantas horas, o hasta en minutos, se convierten en basura. ¿No te parece absurdo e injusto? 

Pero el dilema ya no es “usar o no usar cubrebocas”. A finales del mes de abril el uso de cubrebocas en los espacios públicos de nuestra ciudad se volvió obligatorio. La Jefa de Gobierno de nuestra ciudad, Claudia Sheinbaum, decidió implementar esta medida de prevención por recomendación de la OMS, ya que diversos estudios y evidencias expusieron la posibilidad de contagio de personas sin síntomas o que aún no los presentaban, hacia personas sanas.

Así que, en esta nueva normalidad en la que el uso de cubrebocas es necesario, sólo decide hacerlo de forma responsable. Usar un cubrebocas lavable y reutilizable es una forma de cuidar nuestra salud y de respetar la naturaleza. Por eso:
  • usa cubrebocas lavables para que puedas reutilizarlo muchas veces y así evitar la contaminación que estos residuos pudieran ocasionar; 
  • recuerda que tú misma(o) puedes confeccionar tus cubrebocas reutilizables;
  • úsalos siempre del mismo lado y lávalos diariamente;
  • también puedes tener varios para intercambiar durante la semana.   
Encuentra aquí tips para usar cubrebocas correctamente, desinfectarlos y para confeccionar el tuyo.

Recuerda que el uso del cubrebocas solo es efectivo cuando se acompaña de otras medidas preventivas como el lavado de manos y la sana distancia. Únete a la nueva moda ambiental y en esta nueva normalidad usa cubrebocas de tela, para que la salud del medio ambiente no quede en segundo plano.




1 Organización Mundial de la Salud. Consejos para la enfermedad del coronavirus (COVID-19)
para el público: cuándo y cómo usar las máscaras.
www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/when-and-how-to-use-masks?
_ga=2.177436710.2037522383.1585760097-319806854.1584984677


 
 

¡Por más mujeres polinizadoras!

Valora este artículo
(4 votos)
¿Alguna vez imaginaste hacer amigas y que compartieran contigo el gusto por el cuidado del medio ambiente? ¿Pensaste en un espacio donde pudieras aprender sobre las especies encargadas de la polinización en el planeta o imaginaste que podrías ayudarlas a desempeñar su tarea? Te decimos que, desde la comodidad y seguridad de tu hogar, todo esto es posible.

En 2019 se llevo a cabo el proyecto “Jardines para la Vida: Mujeres Polinizadoras” donde participaron alrededor de 400 mujeres con la finalidad de conocer un poco más sobre el mundo de los polinizadores, de las plantas que ayudan a estos seres increíbles, de los cuidados que requieren y la importancia de su papel en el medio ambiente.

Asistieron durante tres semanas consecutivas a 25 de los PILARES1 que alberga la Ciudad de México. Ahí, tuvieron mediante un curso teórico-práctico la oportunidad de crear lazos entre mujeres y trabajar en equipo con el fin de aportar cambios plenos en significado para el medio ambiente que favorezcan las labores de las especies polinizadoras: abejas, escarabajos, mariposas, murciélagos y colibríes, entre otras.

Pero, ¿qué tienen en común las especies anteriores con las mujeres? Los polinizadores se caracterizan por recrear y propiciar espacios de vida, ayudan a las plantas a reproducirse; de igual manera, las mujeres crean vida, dentro y fuera de ellas, procuran el bienestar de sus seres queridos.  

Ahora, imagina las emociones que pueden experimentarse dentro de un proyecto que prioriza el cultivo de lo vivo, pues bien, los salones de los PILARES vibraban de alegría, sorpresa y preocupación por las crisis que atraviesan nuestras especies polinizadoras. ¿Nuestras? Efectivamente, nuestras; y no en un sentido de pertenencia, sino porque somos responsables de preservar y cuidar a las especies que habitan en el planeta, de procurarles, así como ellos con nosotros, un espacio donde puedan recrearse y florecer.

¿Qué sucedió cuando concluyó el curso? Las mujeres polinizadoras compartieron sus conocimientos con más personas en los tres encuentros que se realizaron en el parque de los Venados, la Alameda del Sur y el Bosque de San Juan de Aragón. Ahí, estaban“polinizando”(comunicando) a más personas con los conocimientos que habían adquirido dentro del curso, regalaban una pequeña lantana o toronjil a la ciudadanía, llevaban vida a otros hogares para que su semilla germinara y nuevos jardines renacieran.

Este año se llevará a cabo la segunda edición del programa; sin embargo, debido a la pandemia derivada del virus Sars-Cov-2 y la cuarentena que debemos acatar, el proyecto quizá no podrá realizarse, al menos de inicio, de manera presencial. Estemos todos y todas atentos.

Nada nos detiene. El show de la jardinería ambiental polinizadora debe continuar. En tanto se abre un nuevo curso SEDEMA-PILARES creamos una comunidad, un espacio donde Mujeres Polinizadoras, educadores ambientales, talleristas de huerto y personas interesadas, puedan intercambiar visiones, pensamientos, tareas y proyectos que favorezcan el crecimiento e incremento de las áreas verdes en nuestra ciudad, así que si te interesan las especies animales y vegetales de polinizadores, la importancia de la participación social en estos programas, el empoderamiento de la mujer y una ciudad más verde, visita la página de Facebook Mujeres Polinizadoras donde compartiremos información valiosa al respecto e intégrate a nuestro grupo y ayúdanos a crear más “Jardines para la Vida”.


DESCARGA:  GUÍA PARA LA CREACIÓN DE JARDINES POLINIZADORES



1 Punto de Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes.

Vídeo relacionado

Página 1 de 3
« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31