¡A comer! Un llamado hacia una alimentación sostenible

13 Junio 2022 publicaciones semanales 130

De los más grandes placeres de la vida…la comida, ¿no crees? En el desayuno, la comida y la cena degustamos sabores exquisitos, que van desde las dulces y jugosas frutas, las frescas verduras, las texturas carnosas, las salsas picantes, los sabores ácidos o las bebidas con sabor amargo que nos dan los buenos días. Hay una gran variedad de sabores y de gustos, pero ¿podría nuestra forma de comer ser placentera a la vez de ser sostenible?

 

Sí, la sostenibilidad también se ve reflejada en nuestra forma de comer, sobre todo en el origen de los alimentos: cómo se cultivan, cómo llegan a nuestros mercados y en la forma que preparamos nuestros deliciosos platillos1. ¿Tú sabes de dónde viene todo aquello que comes?

 

Quizás no lo sepamos del todo, tal vez no sepamos cómo llegaron los alimentos hasta nuestras mesas, dónde se produjeron o cómo se transportaron, pero sí sabemos qué alimentos decidimos comprar, dónde y cuánto pagamos por ellos, cómo los preparamos y si los comemos o los tiramos. Entonces, para tener una alimentación sostenible que ayude a satisfacer nuestras necesidades sin poner en riesgo las de las generaciones futuras, es importante considerar los siguientes aspectos:

Producción

Existen alimentos cuya producción es respetuosa con el ambiente porque evita el uso de agroquímicos, en lugar de ello,emplean fertilizantes naturales y controlan plagas mayoritariamente de forma natural, además, utilizan de manera responsable el agua. En la siembra se usan semillas que promueven la diversidad genética, la responsable de la adaptación natural de las plantas a las condiciones climáticas y que generen resistencia a plagas y enfermedades.

 

Transporte

 

El consumo de productos locales y de temporada es muy positivo, ya que se recorre menos distancia en llevarlos del sitio de producción al punto de venta, esto reduce la cantidad de contaminantes emitidos por el transporte en comparación a si la distancia fuera más larga. Entonces, consumir productos importados, es decir, que proceden de otro país requiere transportarlos una mayor distancia, lo que implica mayor contaminación, que si optamos por los alimentos producidos más cerca, como los elaborados al interior de nuestro país, o mejor aún, en la misma Ciudad de México.

 

También resulta beneficioso consumir productos de temporada, pues se respetan los tiempos naturales de crecimiento y maduración de vegetales, frutas y plantas en general. 

 

Punto de venta

 

Los mercados sobre ruedas, mercados alternativos y los populares son los mejores lugares para realizar una compra justa de alimentos. Entre menos intermediarios haya en la compra-venta del producto, ésta será más justa. Al mismo tiempo, al comprar en estos mercados se impulsa la economía local, pues se fomentan las actividades agrícolas realizadas en los suelos de conservación de la ciudad, que son sitios protegidos ante las amenazas de la mancha urbana y lugares donde se producen varios de los alimentos que conseguimos en los mercados sobre ruedas, alternativos y populares; esto quiere decir que al comprar directamente al productor, ayudamos a la conservación de áreas verdes de nuestra ciudad. 

 

Para facilitar el consumo local responsable y sin intermediarios, la SEDEMA ha organizado diferentes ediciones de la Caravana de productores rurales de la Ciudad de México, donde encontrarás productos como hortalizas frescas, frutas, miel, amaranto, flores ornamentales, entre otros productos, que este año se ofertarán en las plazas comerciales de la ciudad (ver calendario).

 

Preparación

 

En este punto hay que considerar el tipo de energía que se usará al cocinar la comida. La mejor opción siempre será alguna fuente de energía limpia, es decir, el uso de gas LP, gas natural o electricidad en lugar de carbón, para reducir la emisión de contaminantes que resultan de la quema del combustible.

 

Durante la cocción de los alimentos es mejor usar ollas con tapa, para aprovechar la mayor parte del calor en la preparación y evitar que éste escape, esto optimiza el uso de la energía y a su vez se disminuye el tiempo de preparación del alimento. Si utilizas gas LP o natural, procura que la estufa no reciba corrientes directas de aire, para que no se apague la flama y se escape el combustible. Incluso si se mantiene prendida la hornilla, el aire dificulta la quema del gas y se requiere mayor cantidad de combustible para cocinar.

 

La importancia de evitar fugas de gas, además de impactar en la  economía, también tiene que ver con la salud ambiental. Cuando hay fugas o una quema deficiente de gas LP se liberan compuestos orgánicos volátiles (COV) a la atmósfera y contribuyen a la formación de ozono troposférico (O3), un contaminante del aire que afecta la salud humana y ambiental2. En humanos, provoca irritación en los ojos y en las vías respiratorias, lo que disminuye la función respiratoria; en la vegetación puede provocar una disminución importante en el rendimiento de los cultivos3

 

Cada día se desperdician hasta 13, 092 tanques de 20Kg de Gas LP a través de fugas domésticas2, lo que representa un quinto de las emisiones de COV totales4. Entonces, al poner cuidado en la forma que preparamos nuestros alimentos, también evitamos afectaciones ambientales y a la salud.

 

Consumo

 

Probablemente todas/os estamos muy familiarizados con este último aspecto: el momento de comer los alimentos, es la parte más gratificante y placentera. Sin embargo, ¿siempre te comes todo lo que preparas o te sirven al plato? Es importante comprar la cantidad justa de alimentos que prepararemos y consumiremos para prevenir desperdicio de alimentos, ya que, se sabe que cada mexicano desperdicia al año 250 kg de alimento. Esto no solo implica perder alimento que podría aprovecharse por personas que viven en pobreza, si no que también, al desperdiciar comida se desperdician todos los recursos utilizados para cultivar, procesar, transportar y comercializar esos alimentos.

 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), puedes seguir las siguientes recomendaciones para evitar el desperdicio de alimentos:

  1. sírvete raciones realistas, 

  2. ten en cuenta las fechas de caducidad de los productos y da preferencia a los que están próximos a caducar, 

  3. almacena los alimentos de manera que cada producto cuente con las condiciones necesarias para mantenerse fresco por más tiempo,

  4. dona los alimentos excedentes 

  5. y convierte los alimentos sobrantes en la comida del día siguiente.

Como podrás notar, la comida es mucho más que lo que hay en nuestros platos y los consumidores tenemos el poder de relacionarnos con nuestros alimentos de una forma más saludable y sostenible.

 

 

Naciones Unidas. 18 de junio, Día de la Gastronomía Sostenible.

Fecha de consulta 21 de abril, 2022. https://www.un.org/es/observances/sustainable-gastronomy-day

Calidad del aire. Precursores de Ozono, compuestos orgánicos volátiles.

Fecha de consulta 25 de abril, 2022. http://www.aire.cdmx.gob.mx/default.php?opc=%27ZKBhnmWkYQ==%27

Calidad del aire. Ozono.

Fecha de consulta 25 de abril, 2022. http://www.aire.cdmx.gob.mx/default.php?opc=%27Y6BhnmKkZQ==%27

Calidad del aire. Inventario de emisiones 2018.

Fecha de consulta 25 de abril, 2022.

http://www.aire.cdmx.gob.mx/descargas/publicaciones/flippingbook/inventario-emisiones-cdmx-2018/Inventario-de-emisiones-cdmx-2018.pdf

 

Por más activismo ambiental

06 Junio 2022 Nota del mes 58
Valora este artículo
(0 votos)

¿Cuántas veces hemos escuchado o leído en algún lugar las palabras “medio ambiente”? Seguro has visto en las noticias reportajes o notas sobre él, sobre los daños que le hemos causado y los cuidados que debemos brindarle. Pero, ¿sabes qué significa? ¿Qué es lo que implica el “medio ambiente”? Si no, no te preocupes, nosotros te orientamos y, en el marco del Día mundial del medio ambiente (que se celebra cada 5 de junio desde 1974), te compartiremos  su importancia y significado.

 

Antes de seguir, debes saber que―de acuerdo al Convenio de Lugano de 1993 sobre la Responsabilidad civil de daños resultantes de actividades peligrosas para el medio ambiente― se entiende como “medio ambiente” al conjunto de recursos naturales, tanto bióticos como abióticos, entre ellos: el agua, el aire, la tierra, la flora y la fauna, así como al patrimonio cultural y la interacción entre estos elementos. O sea que, el medio ambiente incluye elementos naturales y artificiales.

 

Conservar el medio ambiente va más allá de un simple deseo o interés económico; significa bienestar y calidad de vida, pues dependemos del suministro de agua o de la fertilidad del suelo para obtener alimentos, así como del aire puro para respirar y así, mantener nuestra salud. Lamentablemente, la degradación del medio natural ocurre de manera más acelerada de lo que nos gustaría admitir, ¿viste la intensidad de las lluvias que ocurrieron en primavera? ¿Qué tal la sensación térmica? ¿Has observado la calidad del aire?

 

Si tus respuestas a las preguntas anteriores no han sido favorables o incluso tienes más ejemplos que se pueden agregar a la lista, entonces irás viendo la necesidad e importancia del cuidado ambiental. Sin olvidar que todas y todos los seres vivos tenemos el derecho a un medio ambiente sano, quiere decir que debe ser adecuado, saludable y propicio para la vida.

 

¿Te habías puesto a pensar que nuestra salud está completamente relacionada con la del medio ambiente? Es muy simple de explicar, verás: cuando nuestros alimentos se producen necesitan de ciertas condiciones climáticas para lograrse y poder proporcionarnos nutrientes, así podemos tener buenas defensas, vivir el día a día y tener una condiciones favorables en el trabajo, la escuela, la casa o cualquier otro sitio.

 

Ahora, pensemos un escenario donde nuestros alimentos no adquieren los nutrientes del suelo porque ha sido contaminado; donde el agua y aire no están limpios a causa de los vertederos al aire libre; donde las banquetas en las que caminamos están llenas de basura, heces o colillas de cigarro; donde el verde de los árboles y los colores de las flores se van apagando; donde los polinizadores no tienen hogar ni alimento; donde nuestros aceites contaminan cuerpos de agua…seguro no te fue difícil imaginarlo porque son imágenes que podemos encontrarnos por algunas partes de la ciudad, ¿qué tan frecuentemente te encuentras con lugares así?

 

Pero, aunque sea difícil de creer, ¡aún podemos cambiar nuestra realidad! ¿Cómo? Al reducir nuestro consumo de recursos, reutilizar objetos o envases, extender lo más que podamos la vida de un producto y dejar de lado a los desechables. Por ejemplo, si llevamos nuestro almuerzo al trabajo, podemos usar porta viandas y cubiertos de metal; al ir de compras, resulta práctico llevar algunos recipientes para el jamón o hacer sacos de tela para la fruta o las semillas; en lugar de comprar rastrillos de plástico, podemos buscar uno que sea de acero inoxidable con navaja intercambiable.

 

Ya en el momento del desecho, debemos separar y reciclar los plásticos correctamente, por eso es importante conocer la simbología de las etiquetas y empaques. ¡Haz un hábito del reciclaje con esta guía!

 

Crea huertos urbanos caseros para que los productos que utilices en tus alimentos sean más sanos. Y con los desechos orgánicos que generes, ¡haz composta! Construye Jardines Polinizadores para que se multipliquen los beneficios de la polinización y recoge las heces de tus animales de compañía con algún cucurucho de papel y deposítalas en el sanitario.

 

Como puedes ver, son formas muy sencillas que podemos llevar a cabo para salvaguardar al medio ambiente, son acciones para brindarle protección y justicia, informémonos y participemos. Juntas/os podemos garantizarnos una vida plena a todos los seres vivos y adoptar una postura activa en la toma de decisiones ambientales.

4 de mayo, día internacional de los combatientes forestales

29 Abril 2022 Nota del mes 164
Valora este artículo
(0 votos)
Los combatientes forestales son hombres y mujeres con la heróica y difícil tarea de preservar nuestro patrimonio ambiental de los efectos del fuego, prevenir y apagar incendios en el suelo de conservación es su labor. Conmemorar el 4 de mayo a todas y todos los combatientes forestales es reconocer el valor y compromiso por la salud ambiental y la biodiversidad de nuestra hermosa ciudad y, también, es hacer conciencia que estas mujeres y hombres combatientes, arriesgan su vida y su patrimonio para evitar los desastres que se generan con cada incendio.

La ciudad no solo es el espacio conformado por los suelos de concreto y asfalto, también posee un enorme y rico territorio conocido como Suelo de Conservación, conformado por regiones de alta biodiversidad enmarcada en su mayoría con bosques de pino y encino, zonas de pedregal, así como por tierras de comunidades agrícolas.

El Suelo de Conservación ocupa más de la mitad (59%) de la extensión total de la ciudad y los beneficios ambientales que aporta a todas y todos los habitantes no pueden sustituirse; algunos de estos son por ejemplo la recarga del acuífero, de donde obtenemos gran parte del agua que consumimos a diario, la generación de oxígeno, la limpieza de la atmósfera y la regulación del clima, además de proporcionar alimentos animales y vegetales para toda la cuenca.

A la primera semana del mes de abril del 2022, la Ciudad de México ocupa el segundo lugar nacional en cuanto al número de incendios forestales en su territorio, se contabilizaron 348 incendios, mientras que a nivel nacional han ocurrido 2,425. Cada año, la falta de lluvia durante los primeros 4 meses del año afecta negativamente, pues, sumado a las altas temperaturas y a la deshidratación de los pastizales, se generan las condiciones para que el fuego prenda y avance rápido.

Los incendios forestales no solo queman la vegetación y contaminan gravemente la calidad del aire de la Ciudad de México; al dañar suelo de Conservación, también disminuyen los beneficios ambientales necesarios para los habitantes de la ciudad. Las distintas especies de animales silvestres también se ven afectadas, algunas mueren durante los siniestros y otras se ven forzadas a migrar debido a que sus territorios se reducen a cenizas o a condiciones que no son apropiadas para su vida. Estos desplazamientos, que en ocasiones son a zonas semiurbanas, son un factor de estrés adicional, pues las condiciones del modo de vida urbano los afectan; incluso nuestros animales de compañía, recordemos que perros y gatos pueden convertirse en depredadores de especies como ratones de campos, tlacuaches, liebres, cacomixtles por mencionar algunos, sin embargo hay distintas especies de reptiles, serpientes y aves e insectos que se desplazarán lejos de la zona afectada por los incendios y pueden ser atacadas por nuestros animales de compañía.

Para prevenir incendios, además de la vigilancia y campañas de concientización que emprende el Gobierno de la ciudad, para que la población extreme precauciones, existe el Programa de Manejo del Fuego en el Suelo de Conservación, mediante el cual las “Brigadas Altepetl” como combatientes forestales realizan trabajo preventivo a lo largo del año: en ellas participan las mismas comunidades agrícolas y pueblos, haciendo saneamiento de los bosques al retirar vegetación muerta, así como abrir brechas cortafuego en la vegetación.

Los incendios forestales representan un alto costo para el patrimonio natural de la ciudad. Denunciar los incendios y a quienes los provocan es la mejor manera de promover que disminuyan. También es una forma de ponernos del lado de los combatientes y apoyar a que los territorios conserven, alberguen y den refugio a la biodiversidad que los define.

Si vives cerca de una zona siniestrada, la mejor manera de apoyar a los combatientes es observar y seguir las medidas que la oficina de protección civil determine y mantente alerta. Es posible que algún animal requiera agua y refugio temporal. Si eso ocurre, mantén agua fresca, permite que se refugie, y evita que perros o gatos los molesten. Todas y todos podemos combatir el fuego, proteger al bosque, nuestro suelo de conservación y a la biodiversidad que lo habita. Así también nos cuidamos a nosotros mismos.

¿Y si mantenemos nuestro hogar?

13 Abril 2022 publicaciones semanales 110
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Pudiste observar que en el invierno pasado el clima era primaverizo?, ¿o que las lluvias son cada vez más intensas y que las sequías son más duraderas? ¿Has notado que donde antes había hielo, ahora solo hay agua? Si es así, entonces has sido testigo de algunos de los efectos del cambio climático.

 

El clima de nuestro planeta ha cambiado en varias ocasiones a lo largo de su existencia, algunas veces por factores naturales y otras por fenómenos astronómicos como la caída de grandes meteoritos; sin embargo, estudios científicos han determinado que las variaciones climáticas que vivimos hoy en día son causadas por las actividades humanas. 

 

Por eso mismo, el cambio climático es motivo de preocupación para México desde hace ya varios años. Prueba de ello es la creación de instituciones e instrumentos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la adquisición de compromisos en foros internacionales para disminuir los efectos adversos de este fenómeno.

 

En ellos, nuestro país se comprometió a realizar acciones de mitigación, por lo que ha creado programas e inventarios nacionales para conocer el estatus de emisiones de GEI del país y presentar información periódica sobre las medidas que se están adoptando, así como los avances logrados a nivel nacional al firmar en 1992 la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

 

Un dato interesante que debes conocer es que México es el único país en desarrollo que ha presentado la Quinta Comunicación Nacional ante la CMNUCC, donde reporta sus avances en torno a la mitigación del cambio climático. Desde 1995 participa de manera activa en las Conferencias de las Partes y en 1998 se sumó al Protocolo de Kyoto, comprometiéndose a disminuir sus emisiones de GEI a pesar de no estar obligado por ser un país en vías de desarrollo. 

 

Además, en 2012, se convirtió en el primer país en desarrollo que cuenta con una ley sobre cambio climático, que entró en vigor en octubre de ese mismo año. La Ley General de Cambio Climático (LGCC), contempla la creación del Fondo para el Cambio Climático para financiar acciones que ayudan a enfrentar este fenómeno.

 

Algunas causas que han desencadenado el avance significativo del cambio climático son emisiones de GEI, incendios, vertederos de basura, la deforestación, incluso el cambio de uso del suelo1 o las sobreproducciones agrícolas y ganaderas, y como consecuencia, estas acciones aumentan el riesgo en la salud de los seres vivos así como a su ecosistema.

 

Con el motivo de conmemorar el Día Internacional de la Tierra este 22 de abril, queremos compartir contigo la vitalidad de los ecosistemas, pues sustentan  todas las formas de vida de la Tierra. De su salud depende directamente la del planeta y, por ende, la de todos los

seres vivos. Si restauramos los ecosistemas dañados estaríamos ayudando a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. 

 

Por eso es que en junio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lanzará El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, que nos ayudará a prevenir, detener e invertir la degradación de los ecosistemas en el mundo, pero para ello debemos actuar todas/os y cuidar la salud de nuestro planeta, ¿cómo? Aquí unos consejos:

 

  • Usa lámparas de bajo consumo en vez de lámparas incandescentes.

  • Desconecta aparatos electrónicos que no estén en uso, así como las luces.

  • Planta un árbol, crear un huerto urbano o un jardín polinizador.

  • Aplica las “3R” (reducir, reusar y reutilizar) en cada una de tus compras.

  • Di no a los plásticos.

  • Reduce el uso de tu auto; utiliza transporte público o bicicleta.

  • Consume productos locales y de temporada. 

En este Día Internacional de la Madre Tierra hagamos conciencia e invitemos a más personas a ser parte de esta economía sostenible para generar una sociedad armoniosa con la naturaleza. Seamos la generación verde que el planeta necesita.

 

 

 

1  Consiste en cambiar el uso del suelo a otro que al efecto se determine sea compatible,

así como la densidad e intensidad de su aprovechamiento o el cambio de altura.

 

 

Los signos vitales del planeta también son nuestros

04 Abril 2022 Nota del mes 127
Valora este artículo
(1 Voto)

Como cada año, el 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud y este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el tema fuera “nuestro planeta, nuestra salud”, ¿qué significa esto? Que la atención mundial estará enfocada a la relación que existe entre nuestro planeta y el impacto que éste brinda en nuestra salud. Por eso, te contaremos la importancia de este día, además de brindarte consejos sobre cómo podemos conmemorarlo para cuidar nuestra salud al proteger nuestro medio ambiente.

 

Antes, debes saber que la Primera Asamblea Mundial de la Salud (1948) estableció el 7 de abril como el Día Mundial de la Salud con el fin de conmemorar la fundación de la OMS. Ahora bien, durante los últimos años, la Organización ha enfatizado la importancia de la salud universal con el fin de que todas las personas gocemos y tengamos acceso a la salud, servicios de calidad y a una vida plena, por lo que, para poder lograrlo, se necesita de la creación de compromisos entre sociedad y organismos.

 

“¿Y qué relación tiene la salud con el medio ambiente?”, podrás estarte preguntando, ¡mucha! Y para que te des una idea tendrás que pensar en el cambio climático. ¿Has escuchado hablar de él? Pues bien, se refiere a los cambios de temperaturas y patrones climáticos que han sido potenciados con las actividades humanas como la quema de combustibles, las emisiones de gases de efecto invernadero, los vertederos de basura o la tala y desmonte de tierras y bosques, entre otros, que han impactado de manera negativa a las poblaciones de animales humanos, no humanos y de otros seres vivos1

 

 

La salud de los ecosistemas, de la biodiversidad, del planeta, se ve reflejada en la salud humana; porque si nuestros ríos, áreas verdes, calles o el aire que respiramos están contaminados, repercutirá directamente en todos los seres vivos.

 

 

Por ejemplo, imagina que vas caminando en un día como hoy por la calle, de repente encuentras en tu camino heces de perro y por suerte la esquivas, das unos cuantos pasos y ves un puesto de raspados, ¡qué antojo de algo refrescante con este calor! Lo consumes; más tarde tienes dolores de estómago. Seguramente estuviste expuesto al fecalismo y es que al dejar degradar las heces a la intemperie, se pulverizan y con el viento, los organismos patógenos (virus, bacterias, hongos) que éstas contienen pueden llegar fácilmente a nuestra boca, nariz, ojos y piel, causando enfermedades gastrointestinales, respiratorias, oftalmológicas y/o cutáneas.

 

Como podrás darte cuenta, al vivir en una ciudad, convivimos de manera constante con los ruidos y diversos contaminantes, pero en nosotros está el minimizar los daños que esto puede provocarle a nuestro medio ambiente, por ende, a nuestra salud. 

 

Por todo lo anterior, te recetamos lo siguiente para tu salud y la del medio ambiente:

 

  • Reutiliza el agua que utilizas al lavar productos y envases.
  • Porta tus envases reutilizables para tus alimentos.
  • No consumas plásticos.
  • Procura disminuir el uso del coche. Si tienes que recorrer distancias medias o cortas, puedes hacer uso de la bicicleta o caminar. De otra forma, procura utilizar el transporte público o establecer rutas con tus amistades para viajar juntos.
  • Muchos incendios son causados por colillas de cigarro o cerillos mal apagados, tómalo en cuenta. No quemes fogatas en bosques o áreas naturales para que no haya riesgo de ocasionar un incendio.
  • Para disminuir la contaminación del aire, procura reducir la cantidad de residuos que generas, debes separarlos y desecharlos adecuadamente.
  • Consume productos locales y no importados (ya que el transporte es una gran fuente de contaminación).
  • Crea tus huertos urbanos caseros para que los productos que utilices en tus alimentos sean más sanos. Y con los desechos orgánicos que generes, ¡haz composta!
  • Construye Jardines Polinizadores para que se multipliquen los beneficios de la polinización.
  • Recoge las heces de tus animales de compañía con algún cucurucho de papel y deposítalas en el sanitario.
  • No deseches las pilas o tus equipos eléctricos y electrónicos con la camioneta, ¡llévalos al Reciclatrón!

 

 

Entre todas y todos cuidemos al planeta, cubramos cada punto de la receta para que la Tierra se vaya recuperando y, de paso, nuestra salud tenga mejoras.

 

 

Tiraderos clandestinos, el reflejo de una sociedad consumista

11 Marzo 2022 publicaciones semanales 412
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Cuáles son los síntomas comunes que luego se presentan en enfermedades? Mareos, dolores de cabeza, escalofríos, vómitos, fiebre, comezón, sarpullido, son algunos indicios de que algo no anda bien con nosotros, ¿te imaginas cuál podría ser un síntoma de enfermedad que padece nuestra ciudad y cuáles podrían ser sus causas?

Es muy probable que en algún momento de tu vida, caminando por las calles, te hayas topado con lugares bellísimos, con una arquitectura maravillosa o con árboles preciosos donde se escucha el canto de las aves y se respira aire fresco, pero es muy seguro que también te hayas topado con montañas de residuos que las personas dejan en las calles, sitios donde ratas, cucarachas, moscas y otra fauna nociva encuentra alimento y hogar que, además de verse muy mal, se caracterizan por un aroma terrible. ¿Recuerdas algún lugar así?

Esos son los tiraderos clandestinos y son uno de los síntomas de una sociedad consumista. El cuadro de enfermedad es el siguiente: compras innecesarias, productos con muchos empaques o con una vida útil muy corta y una dosis de irresponsabilidad por personas que deciden abandonar en las calles bolsas con residuos domésticos, a veces en pequeñas cantidades, pero que se suman con otros que alguien más decide colocar ahí mismo; incluso perjudican la salud de la ciudad bultos con cascajo y otros residuos de la construcción. ¿El resultado? Un enorme, desagradable e insalubre tiradero clandestino con residuos que, al mezclarse, se convierten en basura.

Debes saber que abandonar residuos en vía pública es ilegal, pues la Ley de Residuos Sólidos prohíbe abandonar residuos en vía pública, áreas comunes, parques o barrancas y al no cumplir la ley, siempre hay sanciones

Los tiraderos clandestinos también son un reflejo de la educación y la cultura de quienes habitamos esta ciudad. “Dime qué consumes y desechas, y te diré quien eres”, así como el dicho popular nos advierte “eres lo que comes” en dónde la comida es un reflejo de la persona que somos; de la misma forma nuestros residuos reflejan nuestro consumo y la relación que tenemos con el mundo.

Si lo piensas un poco más, las envolturas y empaques en tus residuos quedan como evidencia del alimento chatarra que consumes, de los plásticos y artículos desechables que apenas usaste y que tardarán 400 años o más en degradarse e incluso, de aquellos alimentos que no te acabaste y desperdiciaste. Entonces, en la medida en que nuestro consumo se incrementa, también nuestra generación de residuos; sobre todo cuando elegimos productos industrializados o “alimentos empacados para llevar”.

De la misma forma, mezclar tus residuos en el mismo bote y abandonarlos en vía pública, refleja no sólo nuestro consumo, también qué tan conscientes somos del valor de nuestras acciones ante la emergencia ambiental y climática que vivimos en el planeta.

Durante los últimos cinco años y derivado del trabajo que realizan los servicios de recolección de residuos en las alcaldías, así cómo de las denuncias que la misma ciudadanía presenta; se nota una disminución de tiraderos clandestinos. Durante 2020 hubo reducción de tiraderos en alcaldías como Álvaro Obregón, Cuajimalpa de Morelos, Iztacalco, Tláhuac, Tlalpan y Venustiano Carranza; no obstante otras alcaldías reportaron incremento como son Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero (SEDEMA, 2021). 

 

El área responsable del control, supervisión, verificación, vigilancia y aplicación de sanciones, previstas en la normatividad vigente en materia ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad, es la Dirección General de Inspección y Vigilancia Ambiental (DGIVA). Uno de los mecanismos más efectivos que tiene esta dirección es la Denuncia Ambiental. Este recurso permite atender y combatir todo acto que atente contra el medio ambiente en la Ciudad de México, mediante la evaluación jurídica e inspección de lo denunciado y su sanción o clausura.

 

Haz tu parte, separa tus residuos y haz la entrega directa a los servicios de recolección. También puedes participar como ciudadana/o y presentar denuncias ambientales e influir con ello en el manejo que se hace de los residuos por tus vecinos, comercios y mercados aledaños, incluso los servicios que proporcionan las alcaldías, para que se hagan de manera correcta a continuación te decimos cómo:

 

  • Forma personal: presentar formato de Denuncia Ambiental en Oficialía de Partes ubicado en Tlaxcoaque 8, Centro Histórico, Cuauhtémoc, en planta baja del edificio Juana de Arco. Horario: lunes a viernes de 9:00 a 13:30 horas.

  • Forma electrónica: enviar formato de Denuncia Ambiental al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..  Para más información, puede consultar el siguiente enlace: sedema.cdmx.gob.mx/servicios/ servicio/denuncia-ambiental.

Reduce, reutiliza, recicla, compra productos sin tantos empaques y verás cómo disminuyen tus residuos domésticos. Pero sobre todo, deposita tus residuos en el lugar correcto, responsabilízate de ellos y no los abandones, verás cómo cambia la vista al no tener tiraderos en las calles. Haz tu parte. Por la salud del ambiente, la de tu familia, vecinos, amigos y de todo el Ecosistema Chilango de nuestra querida Ciudad de México.




 

2021.- SEDEMA. Inventario de Residuos Sólidos de la Ciudad de México 2020.

Consulta en: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/

DGCPCA/IRS%202020%20integrado.pdf 

 

Zoológicos, lugares para apreciar y conservar la vida silvestre

04 Marzo 2022 Nota del mes 170
Valora este artículo
(1 Voto)
  • Los zoológicos de la Ciudad de México apoyan a la conservación de especies silvestres, principalmente las nativas de México que se encuentran amenazadas y en peligro de extinción como el teporingo, lobo mexicano, mono aullador, mono araña, jaguar, tapir, borrego cimarrón, el cóndor de California, axolote de Xochimilco, entre otros2.

 

Imagina que una tarde vas a caminar a un sitio natural dentro de la Ciudad de México. De pronto, te encuentras de frente a un par de tigres que merodean entre rocas y árboles. A unos pasos te sorprenden reptiles, osos panda, lobos, aves enormes como el cóndor, águilas… Espera…¿qué? ¿De verdad podemos encontrar a estos animales en la ciudad? Sí, esto es posible gracias a los zoológicos que alberga la ciudad. ¿Has conocido estos magníficos lugares?

En la Ciudad de México se pueden visitar 3 zoológicos: el de Chapultepec, el de San Juan de Aragón y Los Coyotes. En los Zoológicos de Chapultepec y de San Juan de Aragón podemos apreciar fauna silvestre nativa de México y de otras partes del mundo. En el Zoológico Los Coyotes se observan animales silvestres nativos de la zona del Valle de México y zonas aledañas.

A lo largo de los tiempos, los zoológicos han cubierto diversos objetivos: al principio funcionaron como signo de poder y riqueza, por la acumulación de especies exóticas; posteriormente, como entretenimiento popular, a través de la exhibición de las especies; en otras ocasiones han servido para fines científicos, como centros de estudio e investigación del comportamiento animal. Y, aunque siempre han sido sitios controversiales, por la tenencia de animales silvestres, en la actualidad, los zoológicos tienen una función ambiental mucho más importante de lo que te imaginas.

Por eso, para comprender mejor la razón de ser de los Zoológicos, te invitamos a conocer sus funciones esenciales:

  1. apoyar la conservación de especies y ecosistemas en peligro; 

  2. promover y desarrollar el conocimiento científico que beneficie la conservación de especies en sus hábitats naturales, en colaboración con instituciones como la UNAM, UAM, CONABIO, CONANP, SEMARNAT, entre muchas otras; 

  3. generar una conciencia pública sobre la necesidad de conservar la naturaleza, a través de actividades de educación ambiental;

  4. presentar a las especies para su conocimiento, apreciación y sensibilización de la sociedad;

  5. capacitar y entrenar a profesionales que apoyan diversas actividades dirigidas al bienestar animal, el manejo de poblaciones tanto en su hábitat natural (in situ) como fuera del mismo (ex situ), entre muchas otras actividades enfocadas a la conservación de la biodiversidad.

 

Todo esto se logra a través de diversas herramientas como la investigación de las especies silvestres, la educación ambiental o educación para la conservación2.

Entre las acciones que desarrollan los zoológicos de la Ciudad de México, en apoyo a la conservación de especies silvestres, se incluyen algunas derivadas de los Programas Institucionales de Conservación de Especies Silvestres (PICES), que están enfocados en establecer acciones de conservación específicas, para cada una de las especies que albergan los zoológicos de nuestra ciudad, principalmente para las especies amenazadas o en peligro de extinción, entre las que se incluyen especies carismáticas nativas de México como el conejo zacatuche, mejor conocido como teporingo o conejo de los volcanes; el lobo mexicano; el mono aullador o saraguato; el mono araña; el jaguar; el tapir; el borrego cimarrón; el cóndor de California; el axolote de Xochimilco; entre otros2.

 

En el caso del Lobo mexicano (Canis lupus baileyi), a través del programa binacional de recuperación de esta especie, México recibió las primeras parejas reproductivas en 1987-88 en los zoológicos de San Juan de Aragón y de Chapultepec. En el 2001 se sumó el Zoológico de Los Coyotes al programa de reproducción de esta especie. En conjunto se registró, entre 1978 y 2021, el nacimiento de casi 200 crías de lobo mexicano. Recientemente uno de estos ejemplares formó parte del programa de reintroducción en México2, esto es un gran paso para recuperar la población de la especie y así descartar su posible extinción.

 

Además, la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre mantiene lo que le llamamos un “zoológico congelado” que es una reserva o banco de material genético y reproductivo de, aproximadamente, 30 especies de mamíferos y otras especies silvestres, por ejemplo: lobo mexicano, borrego cimarrón, agutí, jaguar, temazate, bisonte americano, panda gigante, entre muchas otras. Esta reserva genética apoya a la conservación de las especies, pues con este material es posible la reproducción de especies en peligro, bajo proyectos planeados y bien estudiados. En el caso del lobo mexicano, el resguardo de este material genético, el único en nuestro país, apoya al programa binacional de conservación de esta especie2.

 

Te invitamos a que conozcas y admires a los más de 1,850 animales de 261 especies silvestres diferentes: 37.9% de mamíferos, 18 % reptiles, 40.2% aves, 3.0% anfibios y 0.7% de arácnidos, que están distribuidos en los zoológicos de la ciudad.

 

 

  • En el Zoológico de Chapultepec se cuenta con casi 200 especies silvestres diferentes bajo cuidado humano.

  • En el Zoológico de San Juan de Aragón podrás conocer más de 100 especies distintas.

  • En el Zoológico Los Coyotes se pueden apreciar más de 50 especies nativas de la zona central de México.

¿No tienes plan para este fin? ¡Ve y conoce los zoológicos de la ciudad! Aprecia a la fauna silvestre y comprende la importancia de conservarla. El acceso en los tres es gratuito y puedes visitarlos en los siguientes horarios: Chapultepec y Aragón de martes a domingo de 9 a 17 h; Coyotes, de lunes a domingo de 6 a 17 h.

Amar no duele

14 Febrero 2022 publicaciones semanales 282

Son las 8 de la noche y Laura le pone el listón a su regalo. Marco corre a la papelería para comprar un peluche y los materiales faltantes para el presente de Tere. Sonia guarda en su mochila las bolsitas de dulces que hizo para sus amigas. Al mismo tiempo, el señor Raúl alista su puesto de dulces porque mañana será una venta importante. ¿Ya sabes qué fecha es? Así es, ¡San Valentín!

 

Llegó el día donde el amor está en el aire.  De pronto podemos escuchar el canto de los pájaros tan suave, armonioso; el viento huele a algodón de azúcar, bombones o chocolates. Si miras a tu alrededor, verás que las tonalidades rosáceas y rojizas inundan nuestra ciudad; las flores dejaron de estar en los huertos o jardines para formar parte de hermosos ramos de todos tamaños; podrás ver en cada esquina vendedores de grandes esferas flotantes impregnadas con letras amorosas.

 

A lo largo del 14 de febrero las reservaciones para restaurantes se agotan, las florerías no se dan abasto, a cada paso que uno da encuentra parejas y grupos de amigos que salen para celebrar este día. Pareciera que ir en coche no ha sido una buena idea por las filas larguísimas o los claxons que resuenan con la esperanza de llegar más rápido a su destino. Al caer la noche comienzan los recuentos de las anécdotas que sucedieron en este día: risas, besos, lágrimas…¡amor y amistad!

 

Pero hay algo que no hemos pensado ni un instante a lo largo del texto, ¿qué estragos encontraremos al día siguiente? Las bolsas que ayer contenían obsequios y ahora yacen en el suelo están encaminadas a tapar coladeras. Los globos que se vendían como pan caliente, están en basureros o han partido al cielo, incluso hacia lagos y ríos para esperar 450 años a degradarse. La brillantina de algunas cartas ahora es parte del aire que respiramos. Las flores que ayer resplandecían, hoy comienzan a marchitarse. La envoltura del obsequio que le entregó Marco a Tere pertenece a las 13,149 toneladas de residuos sólidos que se generan a diario en la Ciudad de México1, pero aún falta sumar la de todas y todos los que recibieron o entregaron obsequios.

 

Por ello, la política en materia de residuos del Gobierno de nuestra ciudad está encaminada hacia la prevención y minimización de los mismos, ¿con qué objetivo? Fomentar en la ciudadanía un enfoque de economía circular para que extendamos la vida de algunos materiales y permitamos que la tierra descanse, respire y se regenere. Una acción de amor de nosotros para con ella, así como cuando te sentías mal y tu mamá te procuraba con consomés, tés, mantas calientes, reposo y, ¡mucho amor!

 

Es hora de ponernos manos a la obra y comenzar a cambiar nuestro hábitos, sobre todo en fechas de festejos masivos como lo es el 14 de febrero, ¿cómo? ¡Muy fácil! Sigue los siguientes consejos para celebrar un amor sustentable:

 

 

  • Si quieres envolver el regalo para guardar cierto suspenso, te recomendamos reutilizar papel o que tu envoltura sea también una carta, ¡garantizado que la conservan!

  • ¡Regala vida! No cortes flores, mejor obsequia plantas o flores en maceta, incluso semillas, así el amor crecerá y dará frutos. 

  • Las veladas en casa también son una opción, evitas tráfico y tienes tu “reservación” segura, sin costo extra. Echa a volar tu creatividad.

  • Si quieres preparar la cena, procura que sean productos de tu región. Recuerda, economía circular.

  • “La intención es lo que cuenta”, así que si haces las cosas con amor y piensas en las consecuencias ambientales que podrían tener, ¡estás entendiendo todo!

 

 

Porque si queremos o amamos a alguien, le damos lo mejor Agradezcamos a la naturaleza por el amor que nos ha brindado y devolvamos el gesto. Nos ha cuidado toda la vida, es momento de cuidarla nosotros.

 

 

 

 

1- nventario de residuos sólidos de la Ciudad de México. 2019.  

 

https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/DGCPCA/InventarioDeResiduosSolidosDeLaCiudadDeMexico_2019.pdf 

¿Qué tan renovables son tus fuentes de energía?

07 Febrero 2022 publicaciones semanales 176

Este 14 de febrero, además de ser el día del amor y la amistad, es también el Día Mundial de la Energía, fecha en la que se promueve el uso de fuentes de energía renovable, es decir aquella que no se agota y es amable con el medio ambiente, como la eólica que se genera con el viento; la solar, la hidráulica o incluso, la generada a partir de biomasa, entre otras.

En el mundo de la ciencia, para la física la energía es la capacidad para realizar un trabajo, para la biología es inherente a la vida y se define como la capacidad para producir un cambio; mientras que para la economía es un recurso natural. Desde estos puntos de vista, podemos darnos cuenta que la energía forma parte de nosotros como seres vivos y además está afuera en nuestra vida cotidiana para hacer trabajo y facilitarnos la vida, estamos rodeados de ella y dentro de nosotros; nos permite respirar, movernos o estar vivos, ¡la energía está en todas partes! Dado que utilizamos energìa en muchas de las actividades cotidianas en casa, trabajo y por supuesto en nuestro medio de transporte; resulta muy importante distinguir si la energía fue generada a partir de recursos que algún día agotarán, o si por el contrario, provienen de una fuente que no corre riesgo de acabarse y en cuyo caso nombramos energía renovable; la cual representa por cierto muchas ventajas ambientales como la menor emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

En el extremo opuesto, las fuentes energéticas que se agotan reciben el nombre de no renovables y como ejemplo están las impulsadas por distintos combustibles fósiles; los cuales además representan grandes emisiones de gases tanto para su extracción, como la generación de energía al ser incinerados. De acuerdo con información difundida por la Secretaría de Energía (2020) sobre la generación de energía eléctrica, ese año nuestro país alcanzó la meta comprometida de utilizar o emplear al menos el 30% de fuentes de energía renovable en todo el territorio nacional. De estas fuentes generadoras de energía, sobresale el uso de hidroeléctricas con 16%, viento con 7.5% y la solar con 4.3%.

 

¿Qué elecciones puedes hacer en tu vida cotidiana respecto a la energía? En nuestro ámbito diario, ya sea en lo doméstico o en lo laboral, cada vez es más frecuente el uso de paneles para aprovechar la energía solar. Tomar decisiones para implementar este tipo de medidas, requieren de alguna inversión que normalmente se recupera al paso de 4 o 5 años, por lo que además del ahorro económico representa una alternativa accesible para utilizar energía renovable. Adicional a ello, es igual de importante el uso y cuidado que demos a la energía, regular nuestro consumo y dar preferencia a aquellas tecnologías que permitan su mejorar el aprovechamiento.

El uso en casa de calentadores, estufas y hornos eléctricos, así como el reemplazo de luminarias de gas por focos led, bajarán notablemente nuestro consumo y tendremos certeza, de que al menos un 30% de esa energía fue generada de forma sustentable. En cuanto a transporte, aquellos que son eléctricos como el Metro, Trolebús, Tren ligero, Cablebus e incluso también patines y bicicletas eléctricas o no, representan menor contaminación por GEI y gases tóxicos al ambiente.

Y si aún ocupas gas en casa, conviene cuidar este recurso, ¿cómo? Te invitamos a revisar la tubería y demás conexiones; pues se sabe que una de cada cuatro instalaciones de gas LP y gas natural, presentan fugas en hogares de la Ciudad de México, lo cual además de ser un desperdicio, genera contaminación del aire. Otro tip para mejorar su aprovechamiento es mantener la estufa y los calentadores de agua alejados de fuentes de aire y viento como son las ventanas abiertas; también tapar nuestras cacerolas y ollas cuando cocinemos y con ello ahorraras energía.

Este 14 de febrero celebremos el amor a la vida, al mundo, a la energía, así como a las fuentes renovables. Disfruta del viento, del sol o del agua; hagamos el propósito de superar las fuentes tóxicas y no renovables; recuerda que somos energía y formamos parte de ella; así que también puedes festejar con un paseo en bicicleta, al volar un papalote o al correr a lado de tu perro; dale marcha y activa tu propia energía, hazla renovable.

 

http://dgeiawf.semarnat.gob.mx:8080/ibi_apps/WFServlet?IBIF_ex=D2_R_ENERGIA01_01&IBIC_user=dgeia_mce&IBIC_pass

=dgeia_mce La BioMasa https://www.eve.eus/Conoce-la-Energia/Que-sabes-de/La-Biomasa?lang=es-es .

México general del total, 31% de energia renovable: Sener https://www.forbes.com.mx/economia-mexico-energia-renovable-sener/

Espacios libres de plásticos desechables

11 Enero 2022 184
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Te gusta visitar los zoológicos, bosques o áreas naturales de nuestra ciudad? Entonces debes saber que para preservar su salud y continuar disfrutando de estos sitios es importante tener hábitos responsables y de cuidado cuando los visitemos.

 

Los bosques, zoológicos, Centros de Cultura Ambiental, Áreas Naturales Protegidas, Museo de Historia Natural, ubicado en Chapultepec, entre otros sitios naturales que se encuentran en nuestra ciudad, son sitios de encuentro y de intercambio sociocultural. En ellos, la ciudadanía se reúne para llevar a cabo diferentes actividades que van desde hacer deporte, realizar celebraciones, descansar, apreciar la belleza natural, hasta disfrutar de eventos culturales y educativos. 

 

En el contexto de la campaña Ciudad Sustentable, ¡adiós desechables!, el uso de estos espacios es clave para promover el espíritu de la prohibición: evitar el consumo y desecho de plásticos desechables y de todo aquello que no es imprescindible para nuestras vidas, optar por cambios de hábitos hacia un consumo responsable de recursos para preservar la salud ambiental de nuestra ciudad y de todo el mundo.

 

Por eso, los bosques, zoológicos, Centros de Cultura Ambiental, ANPs, entre otros sitios naturales regulados por SEDEMA, se encaminaron en convertirse espacios libres de plásticos desechables, al implementar estrategias como “filtros educativos” en las entradas de dichos lugares, campañas de educación y comunicación ambiental  para impedir el paso de los artículos plásticos que están prohibidos desde hace un año (dos años para el caso de las bolsas).

 

Además, se capacitó al personal interno y actores clave como scouts, organizaciones de la sociedad civil, comerciantes locales, ambulantes y grupos que se relacionan directamente con el espacio natural como vecinos y ciudadanía que voluntariamente se sumó a la difusión de la campaña, todos unidos con el fin de cuidar estos espacios naturales.

 

En el Bosque de San Juan de Aragón, por ejemplo, además de las actividades antes mencionadas, también se promovieron diferentes recursos digitales, como una encuesta, para conocer la percepción de sus visitantes en torno al uso de desechables, para conocer sus necesidades y ofrecer soluciones encaminadas a la eliminación de estos  plásticos  en este espacio natural.

 

Seamos responsables del cuidado y mejora de la salud ambiental de nuestra ciudad, pues de ella depende nuestra propia salud, así como la de la flora y fauna con quienes compartimos este ecosistema chilang@. Entre más sano sea nuestro ambiente, gozaremos de mayor salud, mejores y más bellos paisajes y espacios para compartir con nuestra familia y seres queridos. 

 

Caminemos todos juntos a la construcción de una Ciudad Sustentable, digamos ¡adiós a los desechables! para contribuir al cuidado de estos “Espacios libres de plásticos desechables”.

Cuida al ambiente como a tu casa

04 Enero 2022 Nota del mes 225
Valora este artículo
(0 votos)

 

“A veces, todo lo que necesito es el aire que respiro para amarte…” The Hollies, 1972

 

 

  • La Ciudad de México es nuestro hogar,  por ello, la movilidad sustentable es una de las acciones sustentables que ha llevado a cabo el gobierno capitalino para cuidar del medio ambiente, conservar recursos naturales, reducir la contaminación y mantener un ambiente saludable para todas y todos los seres que habitamos esta hermosa ciudad.

 

Así como buscas reducir tus emisiones y costos en tu hogar al comprar focos LED, instalar un calentador solar, reparar fugas de gas o usar de manera responsable el agua, piensa que el medio ambiente es como tu casa y busca que sea confortable, sustentable y limpio. ¿Cómo puedes contribuir a mejorar  el entorno natural de la Ciudad de México?

 

 

Una primera recomendación es usar bicicleta; esta actividad es clave, no solo por los beneficios que te brinda en la salud, sino por que  es un transporte sostenible, pues se trata de un medio de transporte limpio, ya que evita la emisión de gases tóxicos, como los expulsados por los autos, solo consume energía motor humana, ocupa poco espacio y no genera ruido; además, durante la emergencia sanitaria que aún vivimos, el uso de la bici  favorece a mantener la sana distancia. 

 

¿Sabías que la Ciudad de México cuenta con 139 kilómetros de infraestructura ciclista? Esto es gracias a que en el Programa Ambiental y de Cambio Climático,  considera como uno de los principales puntos la movilidad sostenible. De hecho, se planea construir 28.5 kilómetros más en 2022 y para el 2024 la meta es llegar a 16 bici-estacionamientos masivos y que el 3% de los viajes de la ciudad se realicen en bicicleta. ¿Te imaginas una ciudad donde la movilidad sea más eficiente y al mismo tiempo ofrezca beneficios económicos, en salud y ambientales  a sus ciudadanos?1  

 

Pero eso no es todo, te damos un dato interesante acerca de la movilidad sustentable en nuestra ciudad: ¡todavía hay trolebuses! y llevan más de 50 años transportando gente, ¿la mejor parte? Aún se mantienen en buen estado. Los trolebuses son un gran ejemplo de transporte cero emisiones ya que funcionan con un sistema eléctrico, lo cual tiene beneficios en la calidad del aire  y por tanto, en la salud de las personas. Por otro lado, antes del 2024 se estará renovando el 70 % del transporte concesionado. En este rubro, en los últimos meses, la ciudad adquirió 80 trolebuses que circulan en los corredores Cero emisiones de Eje Central, Eje 7 sur, Eje 2 sur, y en el nuevo corredor de la línea de Villa de Cortés a Iztacalco2.


Por otro lado, una medida ambiental que ya se aplica en los RTP y Metrobuses son 1000 trampas de partículas; unos mecanismos que sirven para retener y eliminar las partículas de los gases de escape de los motores. El plan de este, nuestro hogar llamado Ciudad de
México es tener menos emisiones, por ello también promueve la adquisición y el uso de pinturas o productos de limpieza con bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles.

 

Nuestra ciudad es la 5ta más grande del mundo. Tiene una población de 9 millones de personas y, en conjunto con la zona metropolitana, su población ronda los 22 millones de personas. Si bien el gobierno capitalino lleva a cabo acciones y proyectos para disminuir la contaminación y hacer frente al cambio climático, cada habitante de la ciudad debemos también optar por mejorar nuestra relación con el ambiente, pues todo va de la mano: ciencia,  tecnología, innovación, más  principalmente tu participación. 

 

 

 

1  /informedegobierno.cdmx.gob.mx/acciones/mas-y-mejor-movilidad-en-la-ciudad-de-mexico/ 

2 www.20minutos.com.mx/noticia/520788/0/renovaran-70-por-ciento-del-transporte-concesionado-en-la-capital/ 

 

Decoraciones navideñas sin musgo y heno para salvar bosques

09 Diciembre 2021 Nota del mes 433
Valora este artículo
(1 Voto)

¡Por fin es invierno! Esta época del año tiene sus maravillas, comenzando por las anheladas vacaciones. Y, tal como sucede en muchas partes del mundo, es momento de colocar el tradicional “nacimiento”. Para adornarlo es muy común colocar musgo y heno, sin embargo, hacerlo es perjudicial para la naturaleza, ¿sabes por qué? 

 

El heno y el musgo crecen naturalmente en los bosques: al heno puedes reconocerlo por su color gris, crece sobre las ramas de los árboles de forma que parece una especie de cortinas colgantes con hebras muy delgadas, tan gruesas como una aguja de coser y con entrenudos de hasta 8 metros de largo, usualmente sin raíces. El musgo es verde y muy chaparrito, crece en la superficie de rocas, árboles o suelo y puede crecer de 1 a 10 centímetros, todo depende de la especie. 

 

Tanto el heno como el musgo sirven de material de construcción de nidos para varias aves y pequeños mamíferos, como el colibrí o picaflor1 y ayudan a los bosques a retener humedad, sin ellos, o con menor presencia de ambos, las temperaturas pueden elevarse y romper el equilibrio vital de las especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que ahí habitan, es decir, se pone en riesgo la salud del bosque.

 

Éste no es el único riesgo, ya que el musgo juega un papel fundamental para la supervivencia de diversas especies. Por su capacidad de asentarse sobre superficies lisas, como las rocas, en donde otras plantas no lograrían hacerlo, su presencia en los suelos evita su erosión y permite el crecimiento de otras especies de vegetación con raíces más profundas, sin olvidar que brindan hogar y protección a invertebrados como insectos, arácnidos, rotíferos, nemátodos, moluscos o microorganismos. Al retirar los musgos de los suelos, estas especies se ven violentadas y esto disminuye su población, lo cual rompe el equilibrio ecológico de esos ecosistemas.

 

Una cualidad sorprendente del musgo es su capacidad de retener, ¡hasta 20 veces su peso en agua! ¿No te parece sorprendente? Con esta capacidad de retención, impide la erosión del suelo en tiempo de lluvias, protege las zonas aledañas de las grandes inundaciones y libera humedad en tiempo seco, por eso se considera que es imprescindible para combatir la desertificación de los suelos, regular el cauce de los ríos y proteger al suelo de inundaciones.

 

En tiempos pasados, la extracción de musgo y heno de los bosques pudo haber sido insignificante, pero hoy la situación es diferente, ya que cada vez hay menos sitios naturales donde puedan crecer debido a la expansión de la mancha urbana, la extracción ilegal y el aumento en la demanda de estas especies. 

 

Lo lamentable de usarlo en las decoraciones navideñas es que ese musgo se usará unos cuantos días para ambientar los hogares, después se irá a la basura, pero le tomará 7 años volver a crecer del mismo tamaño que cuando fue arrancado del suelo. ¿No te parece que debemos encontrar otras maneras de ambientar la Navidad?

 

Nuestra ciudad cuenta con una diversidad de bosques distribuidos en el 60% de su superficie, dentro del Suelo de Conservación. Estos bosques aportan beneficios ambientales a todas las personas que vivimos en esta ciudad,l pues limpian nuestro aire, recargan el acuífero de donde obtenemos el 70% de nuestra agua diaria, regulan la temperatura, frenan la contaminación por ruido y sirven como sitios de esparcimiento, es decir, nos ayudan a combartir el estrés. 

 

Conservar su salud, es conservar todo lo que nos brindan a todos los seres vivos; principalmente a las plantas y animales que encuentran en los bosques refugio, alimentos y un hogar, pues ellos juegan un papel importante en mantener la salud del bosque, ya que si una de estas especies de flora y fauna desaparece, el equilibrio y la salud del bosque se vería mermada. Entonces, mantener la salud del bosque implica dejar el heno y musgo en su lugar, seamos responsables y busquemos alternativas para adornar en Navidad.

 

Por eso, en nuestra ciudad te proponemos decorar tu nacimiento con materiales reutilizables, por ejemplo, tapetes navideños que puedes lavar cada año que los uses o plantas naturales con todo y sus macetas, luces led, manualidades hechas con cáscaras de maíz u otros materiales naturales. Echa a volar tu creatividad e integra a tu familia en esta labor. Será divertido y juntos velarán por la preservación del musgo, el heno, la salud de los bosques y del medio ambiente de la ciudad.



1
SEMARNAT - Los musgos y el heno ayudan al cuidado de los bosques. Consultado 14 de septiembre, 2021

www.gob.mx/semarnat/articulos/los-musgos-y-el-heno-contribuyen-en-el-cuidado-de-los-bosques

 

Página 1 de 5
« Junio 2022 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30