El extraordinario hallazgo de una serpiente de 100 millones de años preservada en ámbar

Solo mide 5 centímetros, aunque tiene unos 100 millones de años. Científicos encontraron los restos pequeños de una cría de serpiente preservada en una pieza de ámbar que vivió en un bosque de lo que en la actualidad es Myanmar, en el Sudeste Asiático. Se trata de un hallazgo extraordinario porque es la primera vez que encuentra el fósil de una serpiente tan joven. El ejemplar es lo suficientemente pequeño como para caber en una uña. La nueva especie recibió el nombre científico de Xiaophis myanmarensis y vivió en el período Cretácico Superior. Los científicos de la Academia China de Ciencia que participaron del descubrimiento dicen que el hallazgo da una idea de la evolución de las serpientes en un momento en que los reptiles compartían el planeta con los dinosaurios. La serpiente no conserva el cráneo, pero a través de estudios con rayos X, los científicos pudieron determinar similitudes importantes con otras serpientes cretácicas del antiguo bloque continental llamado Gondwana, según describe el informe publicado este miércoles en la revista Science Advances. Los investigadores pueden ahora estudiar cómo se desarrollaban las crías de serpiente hace millones de años, particularmente en lo referente a la formación de las articulaciones que unen la columna vertebral y el cierre del tubo que se convertiría en la médula espinal. Esta especie en particular ahora está extinta, pero podría haber sobrevivido en forma primitiva durante decenas de millones de años. Este espécimen es la primera serpiente mesozoica que se encuentra en un entorno boscoso, lo que indica una mayor diversidad ecológica entre las serpientes primitivas de lo que se pensaba anteriormente.

Fuente: Conacyt. 06 de agosto de 2018,
https://www.bbc.com/mundo/noticias-44881901

Restauran arrecifes de coral en Baja California Sur

En el Parque Nacional Cabo Pulmo, en el estado de Baja California Sur, se yergue el sistema de arrecife de coral más grande del golfo de California y septentrional del Pacífico mexicano, que brinda un hábitat óptimo y seguro para miles de especies que se reproducen y crecen en la reserva. Este bosque de coral, constituido por un área de aproximadamente 950 hectáreas, exporta alrededor de 600 toneladas de recursos pesqueros anualmente, que se dispersan —principalmente— en los litorales de los municipios de La Paz y Loreto, en la zona del golfo. En septiembre de 2014, debido al impacto del huracán Odile, sumado al efecto del fenómeno de El Niño-Oscilación del Sur (ENSO, por sus siglas en inglés) en 2015 —un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical—, este ecosistema soportó un deterioro significativo en su cobertura coralina que alertó a la comunidad de Cabo Pulmo e inmediatamente dio aviso a las autoridades ambientales. De agosto de 2017 a agosto de 2018, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en colaboración con el Laboratorio de Sistemas Arrecifales del Departamento de Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), restaurará alrededor de 800 corales en Cabo Pulmo e Isla Espíritu Santo, con financiamiento del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). La técnica de restauración de corales en el Parque Nacional Cabo Pulmo e investigadora del Laboratorio de Sistemas Arrecifales, Irene Antonina Salinas Akhmadeeva, mencionó que los esfuerzos de conservación han implicado una serie de monitoreos del arrecife para determinar puntos de restauración de corales del género Pocillopora, que mediante la técnica de fragmentos de oportunidad —la adhesión de fragmentos a superficies para su desarrollo—, logran restablecerlos. El coral que estamos restaurando se fragmenta muy fácilmente, por eventos meteorológicos o impacto del turismo, en este caso es por causa de los fenómenos naturales. El coral se fragmenta y se rompen ramitas que buscan en dónde adherirse para seguir creciendo, pero si no logran adherirse a una superficie, se mueren, comentó Salinas Akhmadeeva.

Fuente: Conacyt. 06 de agosto de 2018,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/21171-arrecifes-coral-baja-california-sur

Zonas prioritarias para la conservación de tiburones en México

La llegada tardía de la madurez sexual, los periodos lentos de gestación, la baja fecundidad y el extremo régimen pesquero son algunas de las causas que hacen que los tiburones (Elasmobrachii, Euselachii) se encuentren bajo amenaza de extinción a nivel global.  Los tiburones juegan un papel imprescindible en el ecosistema marino ya que fungen como control poblacional de sus presas. También son considerados como un recurso de gran importancia para la industria pesquera, pues su aprovechamiento se basa primordialmente en la comercialización de productos derivados como la piel, aceite, carne y aletas, con una demanda creciente a nivel internacional dirigida principalmente al mercado asiático. En el presente, México es el sexto país con mayor volumen de captura de tiburón en el mundo, por lo que determinar las zonas prioritarias para la conservación de este grupo fue un propósito clave para la bióloga marina Shasta Keyes Pulido, quien desarrolló una metodología para determinar las zonas prioritarias para la conservación y manejo de tiburones en la Zona Económica Exclusiva mexicana del golfo de México y mar Caribe, con base en la identificación geográfica de las zonas con mayor riqueza de especies vulnerables. En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Shasta Keyes, quien es coordinadora de los Servicios de Información Georreferenciada de la Secretaría de Innovación, Investigación y Educación Superior del estado de Yucatán (SIIES), describió que el estudio se realizó a través de un análisis que incluyó la georreferenciación de las presencias de tiburones en el golfo de México y el mar Caribe a partir de la base de datos Global Shark Distribution Database. Las presencias registradas fueron relacionadas con las categorías de riesgo a la extinción de acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Carta Nacional Pesquera y el índice de vulnerabilidad intrínseca que arroja la base de datos Fishbase. La idea era generar capas de información de estas tres categorías, relacionándolas con las presencias geográficas registradas por medio de un metaanálisis, y como resultado, obtener un mapa donde se observen los sitios prioritarios para conservación y manejo en una escala del cero al uno. Los datos analizados pertenecen a la región del golfo de México y mar Caribe, la escala de análisis es de un grado de latitud por un grado de longitud, lo que equivale a 111 kilómetros cuadrados por pixel”, señaló.

Fuente: CONACYT. 06 de agosto de 2018,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/mundo-vivo/21821-zonas-conservacion-tiburones-mexico

Evidencias del meteorito que causó una glaciación

El paraíso de ciénegas, fauna ancestral, humedad y árboles de frutos y sombra terminó por la glaciación provocada por la caída de 18 millones de toneladas de meteorito en fragmentos hace 12 mil 800 años. ¿Imaginas un pasado de humedad, abundante y desconocida vegetación como alimento de gonfoterios, perezosos, bisontes, mamuts, huyendo por la ciénega del diente de sable? Las tierras michoacanas que hoy caminamos están construidas sobre el suelo que pisaron diversos animales ancestrales. En un instante, el dióxido de carbono (CO2) llenó el ambiente y un incendio lo quemó todo, la Tierra ingresó en una nueva era de hielo, que desde muchos años se había atribuido al desprendimiento de un bloque de hielo entre Canadá y el noreste de Estados Unidos. Pero nunca se estudió el motivo de ese desprendimiento. Las investigaciones de la doctora en ciencias de la Tierra Isabel Israde Alcántara, adscrita al Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra y miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), han ayudado a esclarecer que fue un meteorito el que causó la glaciación hace 12 mil 800 años. La doctora se ha dedicado a buscar en diferentes partes de México evidencias de un impacto cósmico que tuvo muchas repercusiones desde el punto de vista geológico y ambiental. Esto lo logró a partir del estudio de los lagos de Michoacán, específicamente el lago de Cuitzeo, que fue el que le dio el primer indicio. Cada 100 mil años, por los últimos dos millones, ha habido glaciaciones, es un ciclo de 100 mil años fríos y 10 mil años cálidos. A pesar de esa regla imperante, hubo una interrupción hace 18 mil años, cuando correspondía estar en tiempos cálidos, hubo un descenso abrupto de temperaturas que acabó con la vida animal y vegetal. La científica afirma que se creía que era por el desprendimiento de un bloque de hielo proveniente del norte de América, frenando los sistemas de convección marina cálida y ese freno controló también la evaporación del agua, deteniendo las condiciones tibias de los continentes. La causa de ese desprendimiento fue una incógnita por mucho tiempo, hasta 2007 que el investigador Richard Firestone encontró en Groenlandia una capa de combustión en los hielos.

Fuente: CONACYT. 06 de agosto de 2018,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/universo/21801-evidencias-meteorito-glaciacion

La exitosa reforestación de manglares

México, al igual que Brasil, Nigeria, Australia e Indonesia, es uno de los cinco países del mundo con mayor extensión de manglares, distribuidos en los 17 estados costeros del país, pero estos ecosistemas se encuentran entre los más amenazados del planeta. Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), hasta la fecha se ha perdido 67 por ciento de su superficie total mundial. Entre las principales afectaciones a los manglares se encuentra el desarrollo de obras de infraestructura que han alterado los flujos hidrológicos, así como fenómenos naturales, como los huracanes. En México, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) lleva a cabo actividades de conservación y restauración de estos ecosistemas. La Unesco estableció el 26 de julio como el Día Internacional del Manglar. Uno de los casos de éxito de reforestación ha sido el manglar de la laguna de Ventanilla, ubicada en el municipio de Santa María Tonameca, Oaxaca. En 1997, el huracán Paulina provocó impactos ecológicos importantes en el manglar de Ventanilla, el hecho se repitió en junio de 2012, cuando Carlota tocó tierra en las costas de Oaxaca y en su paso destruyó más de la mitad de la zona del manglar. Desde diciembre de 2015, la comunidad cuenta con una unidad de manejo y aprovechamiento del mangle rojo. A cargo de la Sociedad Cooperativa Lagarto Real se lleva a cabo un programa de saneamiento, restauración y rehabilitación de este ecosistema. Las imágenes que a continuación se presentan se tomaron en el manglar de la laguna de Ventanilla, Oaxaca. Los manglares son bosques que se ubican en las zonas costeras tropicales y subtropicales. El vocablo mangle es originalmente guaraní y significa árbol retorcido. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), la formación vegetal de los manglares tiene aproximadamente entre uno a 30 metros de altura. Los manglares son considerados como uno de los ecosistemas más productivos del planeta. Generan gran cantidad de materia orgánica (en forma de hojarasca, flores, frutos, propágulos, madera y corteza).

Fuente: CONACYT. 06 de agosto de 2018,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/22032-manglar-ventanilla-conservacion-natural

Al rescate de las biznagas en Baja California Sur

Un grupo de investigadores del Departamento de Ciencia Animal y Conservación del Hábitat de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) analiza procesos de germinación de la biznaga (Ferocactus townsendianus), con la finalidad de generar estrategias de conservación. Las cactáceas son un componente esencial del ecosistema del noroeste de México, caracterizado por un clima árido. En particular, las biznagas han sido sujetas a múltiples factores como los ambientales, el impacto negativo del hombre y su ganado. En consecuencia, sus poblaciones en estado silvestre han disminuido gradualmente en la región de Baja California Sur. El profesor e investigador del Departamento de Ciencia Animal y Conservación del Hábitat de la UABCS y miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el doctor Ariel Guillén Trujillo, detalló que evalúan el efecto del tiempo de almacenamiento de la semilla en la germinación y sobrevivencia de la plántula de biznaga. Dentro de la literatura se dice mucho que entre más tiempo esté guardada una semilla, más bajo es su nivel de éxito en germinación. De tal manera que decidimos evaluar el porcentaje de germinación de la biznaga, conforme el tiempo de almacenamiento, mencionó Guillén Trujillo. En 1995, la UABCS realizó plantaciones de especies de flora regionales y endémicas de Baja California Sur, en sus camellones y áreas verdes, entre las que figuran las biznagas.  De 2000 a 2016, los investigadores de la institución recolectaron semillas de biznaga dentro de las instalaciones universitarias. En la primera fase de los experimentos probamos la germinación en periodos de cinco en cinco años. Utilizamos semillas almacenadas desde el año 2003, 2004, 2010 y 2013. Efectivamente, corroboramos que en cuanto más tiempo esté almacenada la semilla de la biznaga, disminuyen los niveles de germinación. Sin embargo, si utilizamos otros métodos de escarificación de la semilla —una técnica para acortar el tiempo de germinación de esta—, podremos aumentar el porcentaje de germinación”, señaló Guillén Trujillo.

Fuente: CONACYT. 06 de agosto de 2018,
http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/22337-rescate-biznagas-baja-california-sur