icono youtube
icono twitter
icono Face EducacionAmbietal CDMX
logo GDF/CDMX /SEDEMA

Eficiencia energética

Diagnósticos en edificios públicos

Sin duda alguna, los edificios públicos son un área de oportunidad para disminuir el consumo de energía eléctrica y las emisiones de gases de efecto invernadero que llegan a la atmósfera. De acuerdo con el Programa de Acción Climática de la Ciudad de México (PACCM) 2014-2020, el consumo de energía genera 31 por ciento de estas emisiones en la ciudad, de ahí la importancia de poner en marcha acciones que permitan el ahorro de electricidad y gastos económicos, y que ayuden a mejorar la calidad de vida de la población.

Por ello, en 2017 la Secretaría del Medio Ambiente realizó 15 diagnósticos de eficiencia energética en edificios de 11 instituciones:

  • Agencia de Gestión Urbana
  • Secretaría del Medio Ambiente
  • Planta de Asfalto de la Ciudad de México
  • Servicio de Transportes Eléctricos
  • Secretaría de Desarrollo Económico
  • Sistema de Aguas de la Ciudad de México
  • Secretaría de Movilidad
  • Sistema de Movilidad 1
  • Secretaría de Obras y Servicios
  • Sistema de Transporte Colectivo Metro
  • Secretaría de Salud

Con los diagnósticos se identificaron las áreas con mayor consumo de energía eléctrica para el diseño de medidas que ayudarán a disminuir el consumo de energía eléctrica, como la modernización de los sistemas de iluminación y de equipo de cómputo, así como la instalación de temporizadores y sensores de presencia.

Diagnósticos en edificios públicos de la Ciudad de México
Fuente: Sedema, 2017.

Con la aplicación de estas medidas en los 15 inmuebles, cada año se podrá ahorrar aproximadamente 4.2 millones de pesos por uso de energía eléctrica, evitar el consumo de 3 millones de kWh y la emisión de más de mil 400 toneladas de bióxido de carbono equivalente a la atmósfera, lo que tendrá un impacto favorable en el ambiente.

Como antecedente a este proyecto, en 2016 la Sedema realizó diagnósticos de reconversión energética en inmuebles de Proyecto Metro, Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Secretaría de Finanzas y Oficialía Mayor, esto como parte de la iniciativa “Acelerador de Eficiencia Energética” que busca duplicar el índice de mejora en el uso de energía en inmuebles públicos para el año 2030.

En 2017, la Secretaría del Medio Ambiente realizó la reconversión energética en edificios de varias dependencias para alcanzar los beneficios ambientales programados en los diagnósticos.

Reconversión energética

Para disminuir el consumo de energía eléctrica en edificios de la administración pública y contribuir en la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero, en 2017 la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México llevó a cabo la reconversión energética en inmuebles de cuatro instituciones, en donde se realizaron diagnósticos previos.

  • Proyecto Metro
  • Secretaría de Finanzas
  • Edificio Nuevo de Gobierno
  • Secretaría del Medio Ambiente

Estos diagnósticos permitieron conocer el consumo de energía eléctrica en los inmuebles y las áreas de oportunidad para incrementar las capacidades de ahorro y así disminuir la cantidad de contaminantes que se liberan.

Reconversión energética en edificios públicos

Sistemas de captación de agua en escuelas

Fuente: Sedema, 2017.

Es así como en agosto de 2017 se iniciaron las actividades de reconversión energética, que ayudaron a reducir el consumo de electricidad y al uso eficiente de la energía.

Fuente: Sedema, 2017.

Estos resultados se deben a la sustitución de lámparas fluorescentes por luminarias LED, la instalación de temporizadores en dispensadores de agua y sensores de presencia en sanitarios.

Fuente: Sedema, 2017.

Para garantizar todos los beneficios de la reconversión, las cuatro dependencias que participaron en este proyecto, designaron a una persona con atribuciones de monitoreo sobre el consumo energético del inmueble para que identifique comportamientos irregulares y aplique acciones correctivas, en caso necesario. Además capacitarán de manera constante al personal de nuevo ingreso sobre ahorro y uso eficiente de energía.

Proyectos tipo ESCO

La Ciudad de México tiene un alto potencial de ahorro de energía eléctrica y térmica, sin embargo, realizar acciones que permitan reducir su consumo no es un proceso fácil, sobre todo porque requiere financiamiento para cubrir los altos costos que implica su ejecución; una de las alternativas son las empresas tipo ESCO (en inglés Energy Services Companies), que diseñan, desarrollan y financian proyectos de eficiencia energética para reducir gastos de consumo y generar ahorros económicos, con los cuales se paga el proyecto a las empresas ESCO.

Fuente: Deloitte, 2017.

Algunas de las ventajas del esquema ESCO es que los beneficiarios no realizan inversiones iniciales, perciben ahorros de manera inmediata y conservan la tecnología instalada para continuar con sus beneficios.

Para definir las acciones o proyectos que pueden llevarse a cabo en la Ciudad de México, la Secretaría del Medio Ambiente realizó el “Estudio para la identificación de áreas de oportunidad y posibles proyectos piloto a través del esquema ESCO y términos y condiciones generales para licitar un proyecto piloto”.

Como resultado de este estudio se identificó que el Sistema de Transporte Colectivo Metro representa 95% del gasto en energía eléctrica y las dependencias con mayor gasto son la Secretaría de Gobierno (25%), Secretaría de Salud (15%), Secretaría de Seguridad Pública (14%), Secretaría de Obras y Servicios (12%), Procuraduría General de Justicia (9%) y la Secretaría del Medio Ambiente (6%), que en conjunto suman 85%, por lo que la instalación de tecnologías de uso eficiente de energía en la iluminación y ventilación son una alternativa para reducir gastos y generar ahorros económicos.

Otras de las acciones que se pueden realizar en la Ciudad de México con proyectos tipo ESCO son la sustitución de luminarias en alumbrado público, de sistemas de aire acondicionado y luminarias al interior de inmuebles; así como la colocación de paneles fotovoltaicos en edificios.

En materia de energía térmica, se detectó que las dependencias de gobierno representan un 78% del consumo de gas L.P., seguido del Transporte con un 12%, los órganos desconcentrados con un 8% y el sector Educación, Salud y Asistencia Social 2%. De acuerdo al uso que se le da a este tipo de combustible, 77% es destinado a calderas, por lo que representa un área de oportunidad importante para desarrollar proyectos tipo ESCO.

Del mismo modo, del total de diésel que se consume en entidades de gobierno de la CDMX, 83% corresponde a las dependencias, las secretarías de Gobierno y de Salud reportan el mayor gasto, con 54% y 37% respectivamente; su uso principal se da en las calderas.

El alto consumo de gas L.P. y diésel en las secretarías de Gobierno y Salud se debe a que tienen a su cargo prisiones y hospitales, respectivamente; para obtener ahorros en ambas dependencias se debe valorar la instalación de calderas de alto rendimiento, economizadores de recuperación de calor que permitan el calentamiento de agua y la instalación de colectores solares para generar vapor y calentar agua.

Como te habrás dado cuenta, las empresas tipo ESCO son una alternativa para promover el desarrollo sustentable con baja intensidad de carbono; sin embargo, lograr el financiamiento de la iniciativa privada no es un proceso sencillo y rápido, por el contrario requiere de tiempo para cubrir con requerimientos específicos.