icono youtube
icono twitter
icono Face EducacionAmbietal CDMX
logo GDF/CDMX /SEDEMA

Ecosistemas y especies

¿Alguna vez te has preguntado si los animales y las plantas padecen los efectos del cambio climático y cómo los afecta? Estos seres vivos, como el ser humano, también han sufrido las consecuencias del cambio climático de origen natural desde hace millones de años, pero han sido capaces de adaptarse poco a poco. Desafortunadamente, el cambio climático actual, consecuencia de las actividades humanas, está ocurriendo tan rápido que algunas especies de animales y vegetales no puede adaptarse y se están extinguiendo.

A lo largo de la historia, en el planeta han ocurrido cambios drásticos en el clima, varios de ellos provocados por causas naturales, como las erupciones volcánicas o los cambios en la órbita y en la inclinación de la Tierra, con respecto a su eje. Un ejemplo claro de este fenómeno fueron las glaciaciones, que ocasionaron modificaciones en los niveles del mar y migraciones de fauna por el aumento de hielo sobre la tierra debido a la disminución paulatina de la temperatura.

Actualmente nos encontramos en un periodo interglaciar, en el cual la estabilidad del clima ha permitido que los seres vivos sobrevivan. Pero... no sólo los fenómenos naturales provocan daños en la tierra y en quienes habitan en ella, las actividades humanas han producido cambios y pérdidas en los ecosistemas mucho más rápido de lo que imaginamos, sobre todo después de la década de 1970. La deforestación, la contaminación del suelo, el agua y el aire, y el uso excesivo de combustibles fósiles a partir de la Revolución Industrial han sido causa del aumento de la temperatura y la alteración del clima en todo el planeta.

¿Sabías qué... Tuvalú se encuentra en la Polinesia y es el primer país preparándose para desaparecer a causa del incremento del nivel del mar provocado por el cambio climático?
Seguramente te has dado cuenta de que en los últimos años llueve más, que los días y las noches frías son menos comunes y que las estaciones del año se adelantan o atrasan. El cambio climático y sus efectos están presentes en todos lados y todos los seres vivos los padecen de alguna manera, como se ve a continuación:

infografía
El cambio climático no sólo impacta de manera directa nuestro medio ambiente, también nuestra economía y, sin lugar a dudas, nuestra salud. Las cantidades de bióxido de carbono en la atmosfera se han incrementado con el tiempo y con ellas sus efectos. Quizá te estés preguntando: ¿Cuáles son los países con mayores emisiones de gases de efecto invernadero?, y ¿qué lugar ocupa México a nivel internacional en sus emisiones? Veamos la siguiente ilustración:

infografía
Los efectos del cambio climático son cada vez más perceptibles; si seguimos con este ritmo, en un futuro padeceremos climas más extremos y fenómenos naturales con mayor intensidad por el incremento de la temperatura a nivel global, como se ve en el gráfico de abajo. La línea roja muestra que de continuar con nuestro ritmo de vida, la temperatura podría incrementarse de 3.2 a 5.4°C para el 2100, lo que aumentaría la intensidad de este fenómeno en la tierra y con ello los riesgos para todas las formas de vida que habitan en ella.

Recordemos que las glaciaciones o eras de hielo se debieron a muchos factores, entre ellos la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera y la disminución de la temperatura de aproximadamente 5°C. ¿Te imaginas qué pasaría si en lugar de bajar, la temperatura subiera 5°C, como la proyección de la imagen?

En el mejor de los escenarios (línea azul) y con la disminución de grandes cantidades de emisiones de gases de efecto invernadero, para el 2100 la temperatura del planeta sólo se incrementaría de 0.9 a 2.3°C. Para lograrlo se necesitaría actuar de manera inmediata con acciones enfocadas en: el uso generalizado de energías renovables; la disminución de residuos sólidos y su manejo adecuado, en donde todos los desechos sean aprovechados, los inorgánicos a través de su reciclaje y los orgánicos por medio de su transformación en composta; el uso eficiente del agua y aprovechamiento de las aguas pluviales, y el uso de autos eléctricos, por mencionar sólo algunas. ¿Crees que eso sería posible?

infografía
Incluso si se dejaran de emitir grandes cantidades de contaminantes a la atmósfera, seguiríamos sintiendo los efectos del cambio climático por muchas décadas. De ahí la importancia de sumar e incrementar nuestros esfuerzos en acciones de mitigación y adaptación a nivel internacional, nacional y local, para reducir los impactos que en cualquiera de los escenarios serán tangibles, pero menos riesgosos para las próximas generaciones.

De esa manera, los seres vivos incrementarán su capacidad para sobrevivir, adaptarse y crecer de manera paralela a los impactos adversos del cambio climático, a esto le conocemos como resiliencia.